´Dulce´ venganza de Borregos

Carlos Altamirano consiguió su primera victoria como coach ´lanudo´, al imponerse a los Auténticos Tigres y llevarse el título del Tazón Nuevo León en el Clásico 87

Hay tradiciones que no varían mucho de un tiempo para otro, y la edición 87 del Clásico Estudiantil es un ejemplo de ello, pues en el primer Tazón Nuevo León, los Borregos Salvajes demostraron por qué son los mandones al derrotar 17-7 a los Auténticos Tigres en el Gaspar Mass y llevarse así el cetro en disputa.

Con el triunfo número 56 de los Borregos Salvajes –primero del coach Carlos Altamirano al frente de los ´lanudos´– sobre los felinos, que dejan su cuenta con 28 victorias, los del Tec rompieron la racha de dos victorias al hilo que tenían los auriazules.

Tras ocho minutos disputados del primer cuarto, ambas escuadras tuvieron su primera serie ofensiva, Auténticos no pudo capitalizar la opción de gol de campo de 40 yardas y Borregos despertó.

Al acabar su segunda serie ofensiva, los felinos intentaron despejar, pero la defensiva de azul y blanco bloqueó la patada de despeje por conducto de Rubén Cueva, y en la jugada ofensiva, Fernando Mejía abrió la pizarra para la visita y con punto extra acertado, el ITESM se puso arriba 7-0.

Apenas en el arranque del segundo periodo, los felinos interceptaron el ovoide, Erick Cazares robó la jugada en la yarda 20 del propio campo auriazul, y robó la ofensiva a los de azul y blanco.

Luego del descanso, los auriazules, impulsados por la mayoría del público en las gradas, buscaron responder y aparecer en la ofensiva; sin embargo, la línea de bloqueo albiazul se impuso.

Y justo antes de finalizar el tercer episodio, el lanzador de ´lanudo´ Emilio Elizondo se metió entre la línea de golpeo felina y escapó hasta las diagonales para ampliar la ventaja 14-0 para los Borregos Salvajes, ante la mirada atónita de la afición y los propios Tigres.

En el último cuarto del partido, con mucho dramatismo por parte de Auténticos, sin poder resolver la forma de abrir la defensiva ´lanuda´, fueron los Salvajes los que aumentaron su dominio en el campo y con gol de campo de Leo Guajardo, los chicos del Tec firmaron el 17-0 en el marcador de un Gaspar Mass, cuyas tribunas reflejaron tristeza, pero nunca dejaron de alentar a sus felinos.

Es por eso que sobre los segundos finales, Fernando Bahena anotó un touchdown para evitar la ´blanqueada´ de los felinos y con el extra efectivo cerró la pizarra 17-7 para el triunfo de los Salvajes.