El Horizonte Por: Manuel Dávalos

Monterrey
Comentarios

'Flores' para Sergio

El matador de Tlaxcala conquista el triunfo al cortar dos orejas, mientras que el peruano Andrés Rocarey se llevó un apéndice; 'El Payo', en blanco
Flores para Sergio
Foto: @sfloresprensa

El matador Sergio Flores lució ante el público nuevoleonés, mostró su clase y buen toreo en la Plaza de Toros Monumental Monterrey ‘Lorenzo Garza’, donde se proclamó triunfador de la corrida realizada ayer, al cortar dos orejas... para salir a hombros, mientras el peruano Andrés Roca Rey se llevó una.

El diestro mostró clase frente a su primero al ejecutar la verónica, pero batalló por la escasa fuerza del burel, al que logró darle pases por ambos lados con la muleta, erró con la toledana, por lo que se fue en blanco.

La historia con el quinto fue totalmente diferente, estuvo bien con el capote, mientras con la muleta aprovecho la nobleza y recorrido de su enemigo para cuajar una buena faena.

Logró tandas por ambos lados, ejecutó la dosantina y con ello alborotó los tendidos, desde donde surgieron los gritos de: “¡Torero, torero!”, y coronó su desempeño con un estoconazo, por lo que le concedieron dos orejas desde el biombo de la autoridad. Los despojos del toro merecieron el arrastre lento.

Andrés Roca Rey lidió al tercero de la tarde, ante el cual lució con el capote y realizó un quite por tafalleras combinado con chicuelinas, lo cual fue ovacionado desde los tendidos.

El peruano supo llevar a su enemigo que acusó debilidad, lo toreó por ambos lados con la franela entre el “olé” del respetable, que se deleitó cuando lo toreó en redondo con la dosantina, su labor fue a más y pasaportó al primer viaje, por lo cual surgieron los pañuelos blancos en petición de los trofeos y le otorgaron un apéndice.

Frente al cierra plaza, el sudamericano mejoró su desempeño, se sirvió de la nobleza de su enemigo para ligar tandas de derechazo con temple y el olé no se hizo esperar.

Realizó labor variada entre el reconocimiento del respetable, pero a la hora de pasaportar a su enemigo, erró con la toledana, le sonaron un aviso y al final se le escaparon los trofeos.

Octavio García “El Payo” enfrentó al primero del festejo, al cual le faltó fuerza, el matador estuvo voluntarioso y logró naturales de buena manufactura, pero no pudo redondear y al final escuchó palmas, mientras ante el cuarto se topó con un rival difícil, por lo que se fue en blanco.


COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba