El Horizonte
Por: Luis A. Madrigal

Monterrey
Comentarios

Hoy le dan el último adiós a Arnulfo Avilán, el primer rayado

Exjugadores del Club de Futbol Monterrey acudieron ayer al velorio de Arnulfo Avilán, quien falleció el miércoles pasado a la edad de 95 años
Hoy le dan el último adiós a Arnulfo Avilán, el primer rayado
Foto: Luis Madrigal

El Horizonte Por: Luis A. Madrigal

Monterrey

Tras apagarse la luz del primer rayado en la historia, familiares, amigos y exjugadores del Club de Futbol Monterrey ayer despidieron a Arnulfo Avilán Cruz, el último sobreviviente de debut del equipo regio en 1945.

En las capillas González de la colonia Mitras Centro, en la sala tres, fue velado el cuerpo de Arnulfo, quien a los 95 años de edad falleció... y dio paso a convertirse en la leyenda del futbol regiomontano, pues no solamente jugó para los Rayados del Monterrey, sino que también lo hizo para el desaparecido Club Anáhuac.

Arnulfo llegó a Rayados en la campaña 1945-1946, marcó tres goles, y fue parte de los jugadores que sufrieron la tragedia en San Juan de los Lagos el pasado 14 de septiembre de 1945, cuando se incendió el autobús en el que viajó el equipo para enfrentar al Oro, donde murieron dos futbolistas.

Pero tras su paso por Rayados, que desapareció luego de descender en 1946, volvió a jugar en la Sultana del Norte con el Anáhuac en 1953... y fue un 30 de agosto de ese año cuando se disputó el primer Clásico Regio entre Monterrey y Anáhuac, mejor conocido como Gavilanes.

El Anáhuac venció al Monterrey 3-0 en el Estadio Tecnológico, con goles de Joaquín Parrilla ´Parrilla II´, Luis Álvarez y el primer rayado, Arnulfo Avilán, quien firmó el 3-0 definitivo.

Su hermano Francisco Avilán se encargó de recibir a algunos exjugadores rayados como Luis ´Huesos´ Montoya, Héctor Becerra, Ernesto Flores y Cuauhtémoc Vargas, entre otros más, quienes asistieron al velorio de ayer jueves.

El cuerpo de Arnulfo será velado hasta hoy por la mañana, y a las 10:00 horas tendrá una misa de cuerpo presente, para posteriormente ser sepultado en el Panteón El Roble.

  COMENTARIOS
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba