Kenia Lechuga Alanís: A 'remar' contra nuevos retos

La atleta regia, que disputó sus primeros Olímpicos en Río 2016, le da la bienvenida al Año Nuevo con mayor madurez
Kenia Lechuga Alanís: A remar contra nuevos retos
La atleta regiomontana le da la bienvenida al Año Nuevo con mayor madurez. Foto: Archivo

El 2016 recién concluyó y con ello se cerró una etapa significativa en el deporte amateur a nivel local, pues diversidad de atletas consiguieron brillar en sus respectivas disciplinas, como fue el caso de la remera Kenia Lechuga, quien acudió a por primera vez a unos Juegos Olímpicos, en Río de Janeiro, donde pudo mostrar su crecimiento y madurez en su carrera.

La originaria de Santiago, Nuevo León, un ‘pueblo mágico’ ubicado a la orilla de la Carretera Nacional, jamás imaginó la aportación que haría al deporte mexicano, dando a conocer la disciplina que practica desde su adolescencia: el remo.

A los 12 años de edad Kenia conoció accidentalmente este deporte, el cual no posee una gran difusión en el país, razón por la cual es practicado por un grupo limitado de personas en todo el territorio mexicano, y sobre todo en Nuevo León.

La remera regia, que tiene como área de entrenamiento la presa de La Boca, dentro del municipio donde reside, logró su calificación a la justa olímpica tras terminar tercera en el preolímpico Latinoamericano, celebrado en Chile.

Al llegar a Río se planteó como meta quedar dentro de los 12 mejores lugares del mundo en su categoría (remos cortos) obteniendo dicho puesto, siendo estos sus primeros Juegos Olímpicos en su naciente trayectoria deportiva.

Siendo una mujer decidida ya tiene muy claros su objetivos para el siguiente año y tiene la mira bien puesta en el Mundial de la especialidad que se llevará a cabo en el mes de julio del 2017, en Bulgaria. Además, consideró que es importante mejorar sus marcas personales. 

“Es un año de mucha transición y me sirve para preparar una muy buena base y encarar el ciclo olímpico que viene”, expresó la también teniente de la Marina Mexicana.

Por último, reconoció que 2016 fue un buen año, pues aunque en Río no subió al podio, lo hizo un mes después en Rotterdam, Holanda, con la obtención de la medalla de bronce en el Mundial de la especialidad.

De igual forma, la atleta nuevoleonesa compartió un consejo para todos los niños que estén interesados en practicar este deporte y a todos aquellos que lo hayan puesto en sus propósitos de Año Nuevo, mismo que hoy inicia.

“Nunca dejen de creer, que todo con trabajo, dedicación y disciplina es posible, los papás y familias deben alimentar esa chispa para que se convierta en el fuego interior que los llevará a lograr todas sus metas”, finalizó la deportista.


COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad