Newcomb se disculpa por tuits racistas

El pitcher de los Bravos de Atlanta se disculpó tras sus publicaciones racistas calificando sus hechos como "estupideces"

Sean Newcomb, pitcher de los Bravos de Atlanta, se disculpó el domingo por los tuits racistas, homofóbicos y sexistas que envió durante su adolescencia, y calificó esos mensajes de "estupideces".

El lanzador de 25 años habló menos de una hora después de que se quedó a un strike de lanzar un juego sin hit ante los Dodgers de los Ángeles. Envió los mensajes de intolerancia cuando tenía 18 años.

"Sólo quería disculparme por cualquier material insensible", dijo Newcomb. "Eso pasó hace mucho tiempo, hace seis o siete años, cuando dije algunas estupideces con amigos... Sé que he crecido mucho desde entonces. No pensaba realmente eso. Fue simplemente algo estúpido que hice hace mucho tiempo, y desde luego que no lo sentía de verdad".

La oficina de las Grandes Ligas lidió este mes con una situación similar que involucró al relevista Josh Hader, de los Cerveceros de Milwaukee, durante la noche en que lanzó en el Juego de Estrellas.

"Estos comentarios inapropiados no tienen cabida en nuestro deporte. Estamos al tanto de este asunto serio, Billy Bean se reunirá con el señor Newcomb esta semana, e identificaremos una medida apropiada de entrenamiento en temas de diversidad dentro de la comunidad de Atlanta", informaron las mayores en un comunicado.

Bean es vicepresidente de las Grandes Ligas para responsabilidad e inclusión social. Fue jardinero en las mayores y ha manifestado abiertamente su orientación sexual gay.

Hader se disculpó luego de que una serie de tuits ofensivos que transmitió en su adolescencia salieron a la luz el 17 de julio. Al día siguiente, las mayores informaron que el lanzador de 24 años tendría que cumplir un programa de entrenamiento y sensibilización, y paticiparía en iniciativas de diversidad e inclusión social.

El clubhouse de los Bravos había cerrado ya a la prensa cuando Newcomb emitió la disculpa. Antes, había hablado del mejor juego en su carrera, que llevó a los Bravos a un triunfo por 4-1 sobre los Dodgers.

Newcomb dijo que había olvidado los tuits en cuestión hasta que tomó su teléfono después del juego y vio que se estaba abordando el tema en las redes sociales. Los Bravos reabrieron los camerinos 30 minutos después. Newcomb dijo que fue su idea el que un ejecutivo del club invitara a que los periodistas acudieran para abordar el tema.

"No quiero ofender a nadie. Eso fue hace seis o siete años", dijo. "No creo nada de eso, y definitivamente lo lamento, seguro".

Newcomb consideró que los tuits difícilmente le acarrearán consecuencias negativas con sus compañeros.

"No lo creo", respondió. "Pienso que la gente que me conoce sabe que ése no es el tipo de persona que soy. Ha pasado mucho tiempo desde entonces y no creía en realidad nada de aquello".