El Horizonte Por: @CABRITOMAYOR

Monterrey
Comentarios

Sebastián Castella deslumbra en la fiesta

Corta dos orejas y es el triunfador en la corrida de aniversario de la Plaza de Toros Monumental Monterrey, que mañana celebra 80 años de haber sido inaugurada
Sebastián Castella deslumbra en la fiesta
Foto: Twitter @etmsaoficial
Sebastián Castella deslumbra en la fiesta
Foto: Twitter @altoromexico_
noticias en videos noticias en videos

Ante media entrada en sombra y un tercio en sol, el diestro francés, Sebastián Castella, dejó en claro su nivel de figura del toreo al pasear una meritoria oreja en cada toro, luego de justificarse en sus dos astados, a los que lidió en medio de fuertes ventarrones, mientras que sus alternantes Fermín Rivera y Juan Pablo Sánchez se vieron voluntariosos ante las mismas condiciones climáticas, con un gran encierro de la ganadería de Begoña, que embistió franco, sin malas ideas... y se dejó meter mano, en términos generales.

Con él abre plaza, de nombre ´Lorenzo Garza´ –de 495 kilogramos–, el francés veroniqueó en los medios para someter la embestida del animal. Ahí mismo quitó por chicuelinas, que fueron fuertemente jaleadas por el público asistente. Con la muleta inició largo y por alto, para luego ceñirse en templados derechazos por abajo. Frente la cara del toro, el viento hizo que el burel se tocara con la muleta, por lo que el diestro –sin inmutarse– aguantó por la espalda la embestida en un emocionante péndulo, para luego correrle la mano por naturales. Luego de una faena aseada, mata de certera estocada, para serle concedida la oreja.

Con su segundo, de nombre ´Monumental´ –de 500 kilogramos–, el francés le recibe con el envés del capote, en una larga... para luego llevar hasta los medios –por verónicas– al burel, al que remató con una garbosa revolera. Con la muleta, luego de brindar a toda la afición regiomontana, el diestro en los medios ejecuta el péndulo, aguantando enormidades la embestida del bravo cornúpeta, que acometió con gran emotividad, para repetir la dosis por alto... y nuevamente por detrás, para luego torear por naturales y terminar en redondo, sin enmendar hasta rematar con un forzado de pintura, haciendo estallar la emoción y el aplauso en los tendidos.

El resto de la faena, de entrega absoluta, fue coronada con media defectuosa, para pasaportar al primer golpe de descabello. Aunque le fueron otorgadas las dos orejas, el diestro paseo la vuelta al ruedo con sólo una.

Fermín Rivera tuvo que lidiar no sólo con sus enemigos, sino con el viento, que en todo momento le acompañó junto con la desconfianza que éste le provocaba, al flamearle los avíos de manera aparatosa. Se fue en blanco.

Juan Pablo Sánchez mató de efectiva estocada a su primero, para ser despedido entre aplausos. En su segundo dejó ver sus deseos de agradar al respetable, ante un astado bien montado, pero no cortó oreja.


COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba