El Horizonte Por: Redacción

Monterrey
Comentarios

La historia del príncipe Enrique y Meghan Markle también tiene 'villanos'

El padre y los hermanastros de Meghan Markle se han encargado de generar polémica a días de la Boda Real
La historia del príncipe Enrique y Meghan Markle también tiene villanos
Foto: Web

La familia de Meghan Markle, quien este sábado pasará a formar parte de la Realeza Británica, resultó ser todo un caso. Thomas Markle, el padre de la futura esposa del príncipe Enrique, fue el último pariente de la estadounidense en querer sacar un beneficio de la situación que ahora vive su hija.

El papá de la exactriz fue fotografiado realizando diversas actividades como parte de su preparación para la boda, pero resultó ser que las imágenes publicadas en varios diarios eran falsas, ya que fueron acordadas previamente con una agencia de paparazzis, la cual le pagó $100,000 dólares.

Esta razón habría llevado a Thomas a declinar su invitación para la boda, además del reciente infarto que sufrió. Por otro lado, Meghan también ha tenido que lidiar con sus medios hermanos. Samantha Markle ha calificado a su hermana de ´´narcisista´´, ´´trepadora social´´ y ´´egoísta´´. Asimismo, también está su hermano Thomas Jr. Markle, quien le escribió una carta al príncipe Enrique, en la cual le decía que no era demasiado tarde para cancelar la boda, ya que él no conoce a la ´´verdadera Meghan´´.

Las sorpresas con los hermanastros no terminan, ya que según diversos medios de comunicación, como estos no fueron requeridos para la Boda Real han sido contratados como comentaristas por la cadena de televisión ITV, aunque la participación de Samantha está en duda luego de un accidente automovilístico que sufrió el día de ayer.

El único familiar que hará acto de presencia en la ceremonia nupcial que se celebrará en la capilla St George del castillo de Windsor será la madre de la novia, Doria Ragland. (Con informacón de Agencias)


COMENTARIOS

El Horizonte Por: Redacción

Monterrey
Comentarios
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba