El Horizonte Por: Fernando Neri

Monterrey
Comentarios

Nuestra Pandilla: Amigos unidos por el béisbol

La búsqueda de una pelota firmada por Babe Ruth resguardada por una peligrosa bestia se convierte en la aventura más grande del verano de 1962
Nuestra Pandilla: Amigos unidos por el béisbol
Foto: Archivo

La diversión y los momentos de felicidad con los amigos de la infancia son algunos de los recuerdos más preciados para cualquier persona, en especial cuando están llenos de aventuras. Con el amor al béisbol como tema principal, Nuestra Pandilla se estrenó hace 25 años en abril de 1993 y se convirtió en un clásico para los jóvenes tanto en cuerpo como en espíritu. 

Situada en el verano de 1962, la película tiene como protagonista a Scotty Smalls, un niño recién llegado a Los Ángeles que busca encajar en el vecindario, lleno de pequeños amantes del béisbol que pasan tardes enteras jugando el rey de los deportes en un parque de tierra. 

Sin embargo, tras darse cuenta que es un pésimo beisbolista y aguantar las burlas de sus vecinos, Smalls busca ganarse su admiración al prestarles una pelota de la colección de su padrastro, sin saber que está firmada por Babe Ruth, considerado una leyenda del deporte.

Tras un incidente, los jóvenes no sólo pierden la preciada bola, sino que ahora deben enfrentarse a una peligrosa bestia que es conocida por comerse a la gente y que vive encadenada en el patio contiguo al parque para recuperar el preciado objeto.

Para lograr la ambientación de los años 60, la banda sonora del filme incluye varios temas de la época, como Tequila de The Champs, Wipe Out de The Surfaris y Green Onions de Booker T, entre otros.

A 25 años de su estreno, el filme se ha convertido en un éxito de culto, ya que incluso varios jugadores de las Grandes Ligas de Estados Unidos son fans declarados de la película, la cual además de señalar que se sintieron inspirados por la producción al crecer, han recreado escenas o realizado homenajes por el cuarto de siglo de Nuestra Pandilla.


COMENTARIOS

El Horizonte Por: Fernando Neri

Monterrey
Comentarios
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba