El Horizonte Por: Redacción

Monterrey
Comentarios

Que el dolor nocturno no los separe

Piden expertos atender las molestias a tiempo para no poner en riesgo la salud física y emocional de las personas al momento de dormir
Que el dolor nocturno no los separe
Foto: Especial.

Entre el 50% y el 70% de la gente se va a la cama con algún tipo de dolor muscular, sufren trastornos del sueño asociados a despertares nocturnos por malestar, dificultad para quedarse dormido, lo cual podría provocar problemas en relaciones de pareja.

Este tipo de dolencias nocturnas suelen interrumpir el sueño de quienes los padecen y de su pareja, pues las personas que no duermen lo suficiente son egoístas y tienen mayores conflictos en sus relaciones, explicó la doctora Paola Maldonado. “Cuando una persona llega a la cama con algún malestar es muy probable que tarde más de lo normal en conciliar el sueño, pues el dolor le impedirá relajarse lo suficiente”, dijo.

“Una vez que lo logre, la noche no será fácil, pues seguramente se despertará súbitamente varias veces por la molestia y tendrá dificultades para retomar el sueño”, agregó. Ello provocará que el afectado comience a dar vueltas en la cama, que prenda la luz o hará ruido para intentar resolver la molestia. Es en este punto cuando el problema se comparte y es probable que se despierte a la pareja. Al siguiente día ambos se sentirán fatigados, somnolientos, ansiosos. Además el dolor de quien lo sufre aumentará después, convirtiéndose un círculo vicioso, señaló.

El texto refiere que estudios recientes muestran que quienes no descansan lo suficiente son más propensos a reaccionar de manera negativa y a sobredimensionar sus problemas de pareja. También, la pérdida del sueño provoca menos empatía y más egoísmo, mismo que dificulta la comprensión entre la pareja, lo cual favorece conflictos, y los roces que dañan la relación, lo que suele acortarla, expuso.

“Si nuestra pareja o nosotros mismos llegamos a la cama con algún tipo de malestar que está afectando nuestro descanso es importante detectar la causa y combatirla”, sostuvo. “De no atender el problema, podríamos estar poniendo en riesgo no sólo nuestra relación de pareja, sino, sobre todo, la salud física y emocional de quien sufre la dolencia”, apuntó. (Con información de Notimex)


COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad