El Horizonte Por: Redacción

Monterrey
Comentarios

Una leyenda del celuloide

Era poseedor de una amplia filmografía, hizo mancuerna con grandes directores y en múltiples ocasiones colaboró con el cineasta David Lynch
Una leyenda del celuloide
Foto: Archivo

El actor estadounidense Harry Dean Stanton, que protagonizó la cinta de culto Paris, Texas y que fue un habitual colaborador de David Lynch, murió ayer a los 91 años en un hospital de Los Ángeles, informó el portal de noticias TMZ.

Stanton, un artista de larguísima y muy elogiada trayectoria, deja una película sin estrenar, Lucky, que verá la luz en Estados Unidos a finales de este mes y que según la crítica especializada contiene una de las mejores interpretaciones de su carrera.

Harry Dean Stanton nació en 1926 en West Irvine, en el estado de Kentucky, y fue cocinero de las tropas estadounidenses en la Segunda Guerra Mundial. A su vuelta a Estados Unidos, Stanton estudió en la Universidad de Kentucky antes de trasladarse a California para lanzar su carrera interpretativa.

Durante años acumuló incontables papeles de reparto, que al final se convertirían en su gran especialidad, y tuvo que esperar hasta la década de los 80, ya como un artista veterano, para conseguir roles protagonistas que le valieron el gran reconocimiento del público.

Así, el realizador alemán Wim Wenders le fichó para protagonizar Paris, Texas, que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes por su reflexión detenida y melancólica a partir de un hombre que deambula por el desierto sin recordar quién es.

Con un rostro afilado y misterioso, pero con una potente presencia en la pantalla, Stanton participó en otras cintas, con papeles más o menos secundarios, como Alien (1979), de Ridley Scott; Escape de Nueva York (1981), de John Carpenter; La Chica de Rosa(1986), escrita por John Hughes; y La Última Tentación de Cristo (1988), de Martin Scorsese. (Con información de Agencias)


COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba