El Horizonte Por: Osvaldo Coronado

Monterrey
Comentarios

Campeona de vida

Tras haber estado en coma por dos meses, la sampetrina Paola Santos ha vencido la adversidad para inspirar a su familia y a otras mujeres
Campeona de vida
Fotos: Especial
Campeona de vida
Campeona de vida
Campeona de vida
noticias en videosnoticias en videos

Al despertar de un coma en el que estuvo inmersa por dos meses, tras sufrir un atropello, lo único en lo que Paola Santos pensaba era en no rendirse. Siete meses después corrió su primera carrera 3k y, unos años más tarde, se convirtió en la primera mexicana en calificar en el Natural Olympia en Las Vegas, concurso internacional de ´fitness´, donde obtuvo el tercer lugar. Hoy, esta madre sampetrina sigue luchando por recuperar su vida normal luego de haber sido arrollada por una camioneta conducida por su anterior pareja, que le provocó traumatismo craneoencefálico severo, hemorragias internas, lesiones agudas en los nervios espinales, fracturas en hombro, costillas pelvis, cadera y fémur, así como rotura de ligamentos cruzados de la rodilla y tobillo.

Haber tenido una vida sana y la práctica de ejercicio, pero sobre todo nunca perder un estado mental positivo, le ha ayudado a salir adelante, a pesar de los pronósticos negativos de recuperar una vida normal. "La noche del 4 de julio del 2008 llovía y mi pareja de ese entonces y yo veníamos discutiendo en el carro", relató Santos. "Él venía totalmente alcoholizado y manejaba a muy alta velocidad. Le exigí que se detuviera pero apenas me bajé del carro y con mi mano aún en la manija del carro, aceleró. La camioneta pasó por encima de mí, él ni se dio cuenta y yo quedé tirada en la calle inconsciente. La lesión en el cerebro era tan grave que los médicos tomaron la decisión de inducirme en un coma que duró dos meses. Los médicos no le daban a mi familia esperanzas de vida, decían que en el remoto caso de que sobreviviera, quedaría con secuelas muy graves".

Cuando Paola Santos por fin pudo abandonar el hospital, lo más difícil faltaba por venir y aunque por momentos llegó a flaquear, nunca se dio por vencida. "Mis hijas y yo nos mudamos a vivir a casa de mis papás y tan pronto llegué, mi vida era aterradora porque no podía hacer nada por mí misma", relató Santos. "Tuve que tener a una enfermera a mi lado las 24 horas. Estaba muy enojada por mi situación tan deplorable. Me di cuenta de que había sido millonaria toda mi vida con el simple hecho de tener salud. Empecé con terapias de rehabilitación, las que eran sesiones largas y muy dolorosas. Era una labor tediosa y frustrante, de las cosas más difíciles que he hecho en mi vida. También comencé con terapias de lenguaje y clases de canto para recuperar el habla. Pero, a pesar de no querer hacer nada por el dolor, fueron mis hijas Renata y Andrea mi gran motivación", afirmó.¬†

Siete meses después regresó a las carreras, al participar en una justa en la que también le acompañaron sus doctores Héctor Alcaráz y David de la Garza, con quienes había hecho la promesa de correr, al igual que con sus hijas. "Me fijé metas, la primera fue querer correr una carrera con dos de mis doctores que estuvieron involucrados en mi atención. Pude volver a caminar sólo tres meses después de haber salido del hospital y, tan pronto como pude caminar, regresé al gimnasio porque yo ya tenía una fecha para la carrera y necesitaba recuperar mi condición física". Desde entonces, poco a poco ha ido cumpliendo los objetivos que se ha fijado. La adversidad afirma le volvió más fuerte. "Si no hay fracasos no sabes a lo que sabe el éxito. Las mejores lecciones y oportunidades para el progreso vienen a través de tus peores momentos", dijo Santos.

"Después de todo lo que el accidente me causó y al ver que la vida me daba una segunda oportunidad, me dediqué a leer y a aprender, que era lo único que podía hacer, me topé con libros sensacionales que me ayudaron a crecer mucho como persona. A tener unas herramientas fabulosas para jugar este juego de la vida. Sobre todo entender el gran poder que todos tenemos y pocos lo utilizan: la mente", afirmó. En el 2015, su entrenador Mauro Garza Hamet le animó a participar en una competencia en los Estados Unidos, para la que se preparó y salió victoriosa. "Para competir en ´fitness´ tuve que estar en una dieta muy estricta por siete meses. Participé en el Natural Universe en Austin, Texas, en las categorías Bikini Masters y Sport Model Master 40-49 años. Obtuve el segundo y primer lugar respectivamente, fue algo sensacional", relató.

Ser finalista le dio el pase directo al Natural Olympia, competencia más importante del ´fitness´ a nivel mundial en la que obtuvo el tercer lugar en la categoría Bikini Masters. "Fui la primera mexicana en participar ahí. Esto me motivó a volver al año siguiente y gané de nuevo: ahora los dos primeros lugares en el Natural Universe y una vez más volví al Natural Olympia, donde obtuve un segundo lugar en Sport Model Master", relató orgullosa. Paola Santos se convirtió en Health Coach, Heal Your Life Teacher y oradora motivacional, por el sólo hecho de ayudar a las personas en general. "Quiero que todos sepan que no se necesita pasar por una experiencia tan traumática como la mía para aprender a vivir en alegría y en paz. Que sepan que podemos crear la vida que queramos", mencionó.

"Mamá, ¿ya viste aquel niñito?"

Paola Santos confesó que una de las lecciones más grandes que ha tenido en su vida, se la dio su propia hija cuando esta tenía tan solo 7 años de edad durante una visita al supermercado. "Había tenido una noche pésima con mucho dolor, lo que hizo que no durmiera. Yo solo me quejaba de mi voz, de no poder hablar de forma entendible. En esa época hablaba como Chewbacca", dijo refriéndose al icónico personaje de la saga Star Wars que emite aullidos al hablar. "Al entrar a la tienda, Andrea estaba cansada de mis quejas y lamentos y me dijo: ´Mamá, ¿ya viste aquel niñito?´, mientras me señalaba a un pequeño con parálisis cerebral. ´A ese niño le encantaría tener tu voz´. Y eso me dejó muda", confesó.

Conócela

  • Realiza 10k y ha hecho dos medios maratones
  • Actualmente está preparando un libro autobiográfico
  • Afirma que las palabras "No puedo" están fuera de su vocabulario
  • Ha sido invitada a dar pláticas de superación en eventos masivos
  • Afirma que ver la vida con sentido del humor le ha ayudado mucho en su recuperación


COMENTARIOS

El Horizonte Por: Osvaldo Coronado

Monterrey
Comentarios
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba