El Horizonte Por: Aleida Salmerón

Monterrey
Comentarios

El verdadero enemigo

Conoce por qué la grasa se reivindica como parte de una sana alimentación
El verdadero enemigo
Foto: Especial.

Tras ser revelados una serie de documentos que mostraban que la industria azucarera ha realizado una incesante campaña durante décadas para señalar a las grasas como las culpables de la obesidad y las enfermedades del corazón, en lugar de los azúcares, los beneficios de dichos lípidos se reconocen cada vez más como parte de una alimentación saludable.

El doctor Guillermo Rodríguez Navarrete, conocido en redes sociales como Nutrillermo, afirmó: "No deben tenerle miedo a la grasa, deben tenerle miedo al azúcar, porque el azúcar es el que está enfermando al mundo". 

Además, aseguró que la grasa es esencial para la vida, el azúcar no. "La grasa tiene infinidad de funciones metabólicas beneficiosas para nuestro cuerpo. El azúcar no tiene mayor función que la de servir como energía, que se usa en el momento o se almacena mayoritariamente en forma de grasa. El problema es que tomamos más de la que nuestro cuerpo puede usar y termina convertida en grasa".Sin embargo, ese destino final no es el único problema, ya que el exceso de azúcar en nuestro organismo produce una elevación brutal en la insulina, advirtió, que cuando pasa de forma continua en altas cantidades produce estragos en nuestro metabolismo, alterando otras hormonas y siendo caldo de cultivo de enfermedades agudas y crónicas como la obesidad, la hipertensión, la enfermedad cardiovascular y la diabetes.

"El azúcar también produce adicción, ya que cambia nuestro comportamiento, produciendo ansiedad y hambre que saciamos comiendo más y más. Ésa es la verdadera desgracia, lo que está haciendo sufrir a medio mundo, y lo que hará que, si todo fluye correctamente, la terminen prohibiendo en algunos casos y regulando en muchos otros, así como se ha hecho con otras sustancias adictivas perjudiciales como el tabaco y el alcohol", manifestó. En 2015, la Organización Mundial de la Salud redujo la recomendación de consumo diario de azúcar de 10 a 5 por ciento de las calorías que ingerimos, lo que supone unos 25 gramos al día o 6 cucharillas de azúcar, aproximadamente.

"Yo lo sigo viendo mucho, pero en mi opinión eso no va a depender tanto de la cantidad, sino de que cada persona analice también su grado de adicción. Si yo, tras comer un poquito, no puedo evitar comerme todo el paquete, lo mejor será que no comience. Ahí lo del cinco por ciento no aplica, porque no tendré la voluntad de parar. Ése es el problema".

Para combatir la ansiedad que produce el azúcar, el especialista asegura que sólo hay una forma: dejar de comerla. 

"Para dejar el azúcar por un tiempo y salir de esa ansiedad, piensa en lo que yo llamo ´La regla del 5x5´. Cada vez que comes azúcar se producen cinco segundos de placer (mientras ese azúcar está en contacto con la lengua). Cuando tragas, el placer se acaba y comienzan aproximadamente cinco horas de desastre metabólico en nuestro cuerpo. El placer de los cinco segundos desaparece. El daño de las cinco horas se queda y se acumula. ¿Crees que es rentable que cambies cinco segundos de falso placer por cinco horas de daño real? Piénsalo".

Los alimentos que contienen azúcar de forma natural como las frutas no aplican en estas advertencias, señaló el nutriólogo. "Tendemos a pensar que azúcar es azúcar, pero yo me resisto. Hay otras cosas a tener en cuenta, como la fibra. No es lo mismo una fruta que un alimento procesado al que se agregó azúcar, aunque tengan la misma cantidad uno y otro. El efecto no es el mismo. El azúcar a temer y a eliminar es el añadido".

Asimismo, el especialista aseveró que la calidad de la grasa que ingiere una persona determina la calidad de su cuerpo y de su cerebro. "La grasa es el componente principal de las membranas celulares, la cubierta que rodea, protege y da salud a cada una de las células de nuestro cuerpo. También es fundamental para que éste pueda fabricar hormonas y otros componentes fundamentales para la vida... Yo diría que el mayor beneficio de consumir grasas es que sacian, mientras que el azúcar provoca más hambre", explicó.Entre las grasas más recomendables se encuentran las que acompañan a los alimentos cosechados o criados de forma natural y responsable. 

"El aceite de oliva y otras grasas de frutas como el coco o el aguacate, la grasa de la yema del huevo o la del pescado, cuando ambos se han alimentado de forma correcta y responsable durante sus vidas, y otras grasas presentes de forma natural en alimentos de verdad, no procesados, son la clave", manifestó.

Los buenos hábitos como hacer ejercicio, dormir bien y comer a las horas adecuadas también son fundamentales para una vida sana."Cuando uno pone horarios, tanto de comida, como de sueño y de actividad física, la vida de uno cambia y comienza a tener un sentido", puntualizó. "Es la única forma de tener una cierta disciplina y responsabilidad con su propio cuerpo, y un respeto por esa comida que le hará ser mejor o peor el día de mañana. Piense que usted sólo tiene un cuerpo y que es la única posesión que le acompañará durante toda su vida. Si usted no lo cuida y lo respeta, nadie lo hará por usted".

La dieta ideal 

El Dr. Guillermo R. Navarrete aseguró que la dieta ideal es la que está basada  principalmente en comida real, poco o nada procesada, con abundancia de alimentos frescos, la ingesta de grasas saludables y pescado.

Para llegar a un peso ideal, el especialista recomienda principalmente:

1. Dejar el azúcar.

2. Dejar o reducir considerablemente las harinas.

3. Establecer horarios de comida.

Contacto

Dr. Guillermo R. Navarrete, especialista en educación nutricional

Web: www.nutrillermo.com

Twitter: @Nutrillermo

Email: guillermo@rodrigueznavarrete.com

Teléfono: 1 305-335-2413

Ubicación: Miami, Florida


COMENTARIOS

El Horizonte Por: Aleida Salmerón

Monterrey
Comentarios
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba