El Horizonte
Por: Osvaldo Coronado

Monterrey
Comentarios

Propuesta emprendedora de pisada regia

Una adversidad puede ser el detonante para emprender un proyecto profesional, por lo que, encaminadas con esta visión, dos empresarias regiomontanas cimentaron las bases de su compañía para competir en el mercado zapatero
Propuesta emprendedora de pisada regia
Propuesta emprendedora de pisada regia
Propuesta emprendedora de pisada regia
Propuesta emprendedora de pisada regia
noticias en videosnoticias en videos

El Horizonte Por: Osvaldo Coronado

Monterrey

Esta es una industria altamente competitiva, pues tan sólo en la ciudad de León, Guanajuato, cuna de la zapatería mexicana, existen más de cinco mil empresas del ramo del calzado según cifras del INEGI, lo que implica un esfuerzo de grandes proporciones.

Karen Saenz e Iraís Bermea decidieron arrancar formalmente el pasado 11 de octubre su empresa BlackSheep, con la que desean darle el mejor calzado a la mujer. Todo debido a la problemática de no encontrar tallas adecuadas para sus pies.

El inicio

Encontrar calzado de su medida fue lo que generó en Karen Sáenz la idea de encontrar una solución radical: realizar su propio calzado. Por ello decidió tomar un diplomado en calzado. "Era una necesidad personal, ya que era difícil encontrar zapatos de mi medida. Para mujeres que somos altas es difícil encontrar tallas grandes en calzado. Tomé ese diplomado para aprender a hacer mis propios zapatos. Ahí me enseñaron a comercializar el producto y me fue interesando el proyecto, decidimos formalizarlo y aquí estamos", dijo Sáenz.

"Creo que existe esta necesidad en muchas mujeres. Empecé a hacer mis propios zapatos y mis amigas me empezaron a pedir, ahí empezó el proceso. No lo había hecho en forma y después llegó un momento en que no me daba abasto y busqué ayuda con un zapatero, quien sigue con nosotros y nos ayuda bastante con este proyecto", agregó.

Las socias, quienes además son primas hermanas, compartían la idea de dedicarse a hacer algo creativo, por lo que ingresar en el mercado del calzado fue el reto que las convenció. Ello a la par de sus respectivos empleos, pues Karen trabaja en un despacho de contadores, mientras que Iraís labora en el área de comunicación de una famosa fundación.

"Siempre hemos tenido la inquietud de emprender algo, salió en conversaciones y  quería hacer algo diferente, algo creativo. Entonces, Karen traía esto y fuimos analizando, viendo y desde chiquitas queríamos hacer negocio en algo", dijo Iraís Bermea. "A pesar de nuestros trabajos, los fines de semana es cuando nos juntamos, pues es cuando tenemos más tiempo y vamos mucho al taller a planear, hacer pruebas, prototipos y más", agregó Karen Sáenz.

Nuevas oportunidades

Las emprendedores arrancaron con el proyecto hace un año, tiempo durante el cual realizaron pruebas, y viajes a estados como Guadalajara o Guanajuato para conocer proveedores, materiales y empaparse con la industria, pero fue hasta ahora en octubre decidieron sacar a la luz. "El tema de la moda me gusta mucho, creo que hay una gran oportunidad muy fuerte por aprovechar", dijo Karen. "Hemos aprendido muchas técnicas este año, ese fue nuestro mayor reto. Hacer un zapato requiere de mucha gente, entre materiales, mano de obra y más", agregó.

"Hicimos una colección, la imaginamos y la llevamos a cabo, pero en la producción nos dimos cuenta que no era por ahí. El proceso de producción ha sido un reto muy padre, es un tema muy complicado y mucho trabajo que implica muchas cosas", agregó Iraís.

El reto

Aunque están conscientes que la industria del calzado es un mercado muy competitivo y de que los proveedores principales de materias primas están fuera de Nuevo León, ambas empresarias saben que emprender significar enfrentar muchos retos.

"En Monterrey no se encuentra el material, ese ha sido un reto porque todo se encuentra en Guadalajara o León, donde es la cuna de este trabajo. Ha sido viajar, buscar proveedores, ha sido difícil el camino, pero lo hemos ido logrando", relató Karen. "Hay que entender que cuando emprendes te vas a equivocar, esto es algo importante que debes entender. Hemos encontrado amigos y familia que nos ha apoyado bastante", agregó.

Su mercado

El calzado de BlackSheep está dirigido para mujeres de 25 a 35 años. Su estilo es casual pero versátil, ya que puede utilizarse para diversos eventos o actividades. Pero sobre todo quienes tengan dificultades para hallar tallas pocos comunes, encontrarán en esta marca una solución a sus problemas.

"Las mujeres van caminando hacia una vida más activa. Tienes oportunidades diferentes durante el día y queremos que nuestros zapatos los acompañen en esto", dijo Iraís. "Nos piden tallas grandes o chicas, y la verdad sí hay una gran necesidad. No encuentras fácilmente en México numeración grande ni chica. Hay detalles como estos que las mujeres valoran mucho. Esta colección viene en muchos colores, creemos que les va a gustar mucho. No son cosas que podamos obtener tan fácil en Monterrey".


  COMENTARIOS
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba