El Horizonte Por: Heriberto Castillo

Monterrey
Comentarios

Gabriela Cárdenas Leyva, pasión automovilística

Con dedicación, entrega y perseverancia, es como la piloto se ha posicionado en el podio con los primeros lugares

Conoce más de su trayectoria. En entrevista, la piloto Gabriela Cárdenas Leyva nos platica más a fondo acerca de su trayectoria en el ámbito automovilístico. Tiene 15 años dedicándose a los coches y siempre ha estado envuelta en este mundo gracias a su padre, el también piloto Gabriel Cárdenas. Desde que tenía cuatro años de edad, ella lo acompañaba a las competencias en el Autódromo Monterrey. Antes recorrían alrededor de 800 kilómetros para llegar a las disputas en Monterrey, pero disfrutaba de toda la convivencia familiar, pues sus tíos (hermanos de su papá) preparaban a su padre y ella empezó a relacionarse más con el tema del automovilismo. “La verdad es que todo este mundo de las carreras lo he vivido toda mi vida, desde muy chica lo comencé a vivir gracias a mi papá. Yo venía con él cuando tenía carreras aquí en Monterrey; siempre estuvimos en familia”, expresó la corredora de autos. Gracias a esas visitas a las diversas disputas, Gabriela se inspiró en su padre para llegar a ser lo que es ahora: la primera mujer piloto con bicampeonato en la categoría de Prototipos. 

Su gusto por los carros despertó de manera independiente, es decir, no se le presionó para entrar al medio automovilístico. Ella aprendió a manejar pero no bastaba con ello, debía saber todo de la conducción de un automóvil, pues de esta forma no molestaría a su mentor en caso de una falla mecánica. “Mi papá fue quien me inspiró en este mundo, pero nunca me presionó para hacerlo. Es muy diferente que yo haya tomado la motivación a que él a me la haya inculcado, fue todo lo contrario. Por ejemplo, cuando yo aprendí a manejar, necesitaba pasar la prueba de mi papá porque si tenía un problema no lo iba a poder resolver sola y lo molestaría a él, cosa que no quería”, indicó Cárdenas Leyva. Con experiencia conduciendo coches, la piloto debía pasar una fase con la finalidad de tener la aceptación de su papá, pues a él no le agradaba la idea que su hija mostrara interés por los carros y carreras, por el peligro dentro de las mismas, pero desistió. Desde entonces Gabriela comenzó a documentarse con todo lo relacionado al automovilismo. “Yo sabía que necesitaba aprender muchas cosas para convencerlo, ganarme el lugar, la oportunidad y desde ahí me apliqué en el ambiente mecánico; sé hacer todo tipo de mecánica en un carro, recalcó. 

A los 15 años fue cuando corrió por primera vez un automóvil en la pista. Esto sucedió en la recta de cuarto de milla (402 metros) y, después de los resultados, su papá se motivó cuando pensó que entre ambos podrían hacer mejores cosas. De esta manera formaron un equipo, él corría su camioneta y Cárdenas Leyva un Corvette 76 color negro, el cual estaba armado de piezas de otros carros. Gracias a un desempeño satisfactorio, corrieron en la categoría de Cuarto de Milla y visitaron Guadalajara, Monclova, Culiacán, Sabinas y Monterrey. Esta temporada sería el inicio de la carrera automovilística de Gabriela. Su auto de casi mil caballos de fuerza alcanzaba los siete segundos en la pista recta, lo cual se asemejaba al rendimiento de su mentor. 

A finales del año 2012, la corredora tuvo la posibilidad de probar el coche Radical en conjunto con su padre y de ahí surgió la idea de incorporarse a las disputas en el Autódromo de Monterrey, pero se negaba, porque no tenía la experiencia necesaria; después de varios días de insistencia decidió darse una oportunidad en ese rango para abrirse camino en la categoría de Circuito. Tras haber optado por un “sí” y adquirir el Radical, Gabriela empezó a prepararse. La primera carrera fue de exhibición y, desafortunadamente, quedó en el último lugar. En base a estos resultados trabajó mucho y formó un equipo llamado Calderón Cárdenas Racing Team (CCRT) con su padre y su ahora esposo, quien ocupó el lugar de ‘coach driver’. “Me encanta mi equipo porque nuestra filosofía es: ‘hacer las cosas bien, para ganar’. Nunca pensamos en ganar a como dé lugar, porque la seguridad es lo primordial en este ámbito”, recalcó. 

Al terminar esa temporada, la agrupación inició a averiguar más sobre la categoría, pues solo contaban con tres meses de entrenamiento para corregir errores del carro y de la piloto. En la primera carrera puntuable en el año 2013, Cárdenas Leyva se colocó en el segundo lugar de la tabla. Al terminar, no podía creer su posición, pero sabía que eran los frutos del arduo trabajo de CCRT; la competencia le dio más armas para seguir esforzándose y llegar más alto. Tras el segundo lugar, Gabriela no se detuvo, pues continúo su preparación bajo el objetivo de poseer el primer lugar, el cual consiguió y fue campeona en el mismo año, así como en el 2014; desde entonces se mantiene con las victorias. El auto Radical es procedente de Inglaterra y le brinda la ayuda suficiente en cada duelo. El prototipo porta el número 49 (combinación de los números favoritos de Gabriela y su papá), un motor Honda de 2.0L, cuatro cilindros y capacidad de hasta 280 km/h en recta. Es cien por ciento ‘racing’, está fabricado en base a la aerodinámica, de esta manera, es más veloz y sus componentes únicamente se pueden comprar en su lugar de origen. 

En el año 2015, la campeona se alejó un tiempo de las carreras por motivos personales, pero antes de terminar la temporada optó por regresar a la pista directamente a la última competencia, en donde, gracias a sus habilidades, se colocó como la ganadora del récord de pista y marcó la vuelta más rápida en la categoría de Circuito. Al pasar un año arregló otro coche para la categoría Fórmula 1800, en la cual se desempeña actualmente y conduce un carro que porta el mismo nombre. El auto se caracteriza por contener piezas comerciales, es decir, se adquieren en cualquier tienda automotriz y ninguna es ‘racing’, además posee un motor de Volkswagen de 1.8L, cambios al piso, cuatro cilindros y una velocidad máxima de 190 kilómetros por hora. “En esta categoría hay pilotos muy experimentados, tienen más de 25 años corriendo, pero para mí sí era algo debía hacer y hemos logrado excelentes resultados en base al trabajo en equipo, si este no funciona, nada podría ser posible”, exclamó Cárdenas Leyva. 

Pese a su agotamiento en las carreras, la automovilista no descansa e indicó que la misma noche hace una lista de todas las fallas mecánicas al momento de conducir, posteriormente, comienza a pedir las piezas faltantes, revisa los pequeños errores y demás. Al cambiar todo lo necesario, lo prueba en la pista y si algo no funciona, recurre a sustituirlo antes del día de la próxima disputa. Su pasión es extrema, tanto que nos compartió algunos se sueños relacionados a su pasatiempo. La corredora de autos ha soñado ganar en una pista desconocida, en una carrera en el Autódromo Monterrey y trazó la pista en su mente de varias formas. Esto último lo realiza cuando inicia una carrera, con el fin pensar qué hará y ver posibles reacciones de emergencia en caso de necesitarlas. 

La campeona califica muy importante la concentración en este ámbito, pues antes de salir a la pista es importante estar concentrada, descansar las horas adecuadas y al subirse al auto; no pensar en nada más que en la pista y de esta forma evita accidentes. Al concluir su recorrido, Cárdenas Leyva agradece a todas las personas involucradas del autódromo por el trabajo que realizan dentro y fuera de la pista, a su equipo de trabajo, así como a su mecánico Jorge Reyna. Gabriela pensó que al principio sería difícil desenvolverse en este ámbito, pues sus contrincantes son hombres y la gente le pone más atención por ser una mujer frente al volante y así ver los posibles errores, sin embargo, no ha sido impedimento para entender el lenguaje de los demás pilotos en las disputadas.  “Para mí es muy emocionante que la gente aprecie los logros alcanzados, se tome el tiempo de buscarme, hacerme preguntas y me considere para aclarar sus dudas, siempre estoy en la mejor disposición de responderles”, respondió.

Vida diaria de la corredora de autos La piloto Gabriela Cárdenas Leyva, además de mostrar su pasión en la pista, también se desempeña satisfactoriamente en el taller de mecánica y pintura automotriz conocido como DESA Automotriz de la mano de su esposo. Asimismo, incursionó en la elaboración de repostería bajo pedido, con el nombre de Sweet Bakery.

Premios La piloto automotriz cuenta con grandes logros a lo largo de su trayectoria, algunos de estas premiaciones son: obtuvo el Campeonato 2013 y 2014 en la categoría Prototipos. Es la única mujer en ganar un bicampeonato en la categoría Radical a nivel mundial, todas las carreras en dicha clasificación fueron con podio, récord de pista, mayor número de primeros lugares, mayor número de vueltas rápidas en carreras y mayor número de vueltas como líder de carrera. Hasta el momento, también es la única mujer que perteneció a Radical y actualmente, también se encuentra en Fórmula 1800. Ha competido en Ibiza Challenge y Fórmula 1800, en ambas con podio. 

Gabriela Cárdenas tiene el conocimiento y la experiencia necesarias para saber cada pieza de sus autos.   

Gabriela Cárdenas ha recibido el apoyo incondicional de su papá en todos los aspectos, además comparte los mismos gustos. 

El papá de la piloto es quien también se encarga de revisar el carro, así como de toda la parte mecánica. 

“El carro no puede salir de mi mente, soy muy feliz siempre al pensar en los carros, pese a lo que esté haciendo”, expresó Gabriela Cárdenas Leyva

El coche favorito de la piloto es el Jaguar XKR, mientras que su equipo predilecto es el Mercedes de Fórmula 1. 


COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba