El Horizonte Por: Aleida Salmerón

Monterrey
Comentarios

'Give me five'

Marc Márquez, de niño promesa del motociclismo a pentacampeón mundial
Give me five
Fotos: Especial
Give me five
Give me five
noticias en videos noticias en videos

Con 23 años, Marc Márquez logró convertirse en el piloto más joven de la historia en lograr cinco títulos mundiales, después de obtener su tercer triunfo en MotoGP, el año pasado. En el 2008, en su primera temporada en el Campeonato del Mundo de 125cc subió al podio y, dos años más tarde, obtuvo el primer título de su carrera antes de pasar a Moto2, donde logró triunfar en el 2012. Para ese entonces Márquez ya estaba preparado para dar el salto a MotoGP, donde continuaría con su exitosa carrera en el deporte motor a dos ruedas.

Del enduro a los circuitos

Originario de Cervera, municipio de la provincia de Lérida, ubicada en Cataluña, España, Márquez sentía curiosidad por la velocidad desde antes de cumplir sus primeros cuatro años de vida, por lo que pidió una moto a sus padres, Julià y Roser, como regalo de Reyes. A partir de entonces nació esa pasión que lo llevaría a conquistar los títulos más importantes en el ámbito del motociclismo. “La familia es por lo que he llegado hasta aquí. Es la base de todo. Son los que dan la primera oportunidad”, compartió Márquez en una ocasión, con esa amplia sonrisa que lo caracteriza.

Tras iniciarse en el enduro y obtener el título de campeón de Cataluña en 2001, decidió pasar al asfalto y, al siguiente año, obtuvo el tercer lugar en el Campeonato de Cataluña. En el 2004 quedó como subcampeón catalán de 125cc, detrás de Pol Espargaró, pero eso lo impulsaría a proclamarse campeón de Cataluña los dos años siguientes, bajo la instrucción de Emilio Alzamora, director de la escudería Monlau Competición y campeón del mundo en la categoría 125cc en 1999. “Nuestro objetivo sigue siendo ayudar a jóvenes valores y Marc está en un buen momento, comentó Alzamora en aquél entonces. 

Márquez consiguió su primera victoria sobre una KTM 125 FRR en la tercera carrera del Circuito de Jerez, en 2007. Sin embargo, ese mismo año terminó noveno en la clasificación final del Campeonato de España de Velocidad (CEV), donde compitió junto a otras promesas del panorama nacional. “Aprendí en mis dos primeros años en 125. Con la KTM me curtí mucho y cometí errores estúpidos, pero lo importante es aprender de los errores para que no vuelvan a pasar”, dijo el piloto. Un año después, en su debut mundialista, Marc logró el primer podido en el Gran Premio de Inglaterra con el equipo de KTM Repsol, convirtiéndose en el piloto español más joven al podio en el Campeonato del Mundo, con tan sólo 15 años y 126 días. Una hazaña que además le trajo una legión de fieles seguidores. “Desde que entré en el Mundial, en 2008, siempre he percibido mucho el cariño de la gente y eso te hace estar más relajado y ser tú mismo. Ves que eres tú y que la gente te acepta como eres”, dijo Márquez. 

Uno de los momentos más memorables en su carrera fue la remontada que protagonizó en Portugal, en 2010. Tras caer en la vuelta de formación, remontó desde la última posición en parrilla hasta conseguir la victoria, gracias a este resultado se proclamó campeón en Valencia. “Los rivales son los que te ponen en tu sitio, los que te ponen el listón, los que te marcan el camino si quieres ganar y lograr tus metas. Son los que te hacen crecer. Si corrieras solo, no mejorarías nunca”, aseveró. Dos años más tarde, un 28 de octubre, Marc se proclamaría campeón del Mundo de Moto2 al subir al podio en Philip Island, en Australia. 

Su gran sueño

Con su segundo título mundial bajo el brazo, Márquez dio el salto a MotoGP como piloto oficial del Repsol Honda Team. Como era de esperarse, Márquez volvió a protagonizar los titulares en el 2013 al convertirse en el campeón del Mundo de MotoGP más joven de la historia. El podio en su debut en Qatar, el primer triunfo en el Circuito de las Américas y las cuatro victorias consecutivas en verano fueron los momentos clave de la temporada. 

“Tengo un estilo inconformista, de querer siempre más y esto me hace luchar en cada carrera a mi cien por cien, aunque tenga que arriesgar más. Si puedo llegar primero no quiero llegar segundo. Hasta ahora me ha funcionado bien”, dijo el catalán.

El segundo año de Marc en la categoría reina fue para enmarcar. Consiguió 10 triunfos consecutivos y finalizó el campeonato con 13 victorias y 13 poles. A esto se sumó el título de Moto3 conseguido por su hermano Álex. “Yo creo que se nace o no se nace con espíritu guerrero. Por ejemplo, mi hermano, con el que paso todo el día juntos, también tiene estas ganas y este espíritu, pero su personalidad fuera de la pista es un poco diferente”, expresó Marc al periódico español As. 

“Recuerdo que, con catorce años, yo quería entrenar, entrenar y entrenar, mientras que él con esa edad prefería estar en el sofá. Yo era diferente, pero él ahora ha cambiado y se ha dado cuenta de lo que quiere, así que ha hecho un cambio de empujar y de ir hacia delante”.

El 2015 significó una temporada de desencuentro con su otrora ídolo, Valentino Rossi, ya que tuvieron varios roces en la pista. “A Rossi lo veía, lo veo y siempre lo veré como algo muy grande por todo lo que ha hecho con el motociclismo, por la afición que ha creado. Mucha gente no seguía las motos y con Rossi se aficionó. Todos los títulos que tiene y el nivel de la categoría... lo ves muy grande y lo seguirás viendo grande hasta que algún día, con suerte, alguien se vaya acercando”, manifestó. 

“He aprendido que cada uno debe mirar por sus intereses. Esta rivalidad entre nosotros y todo lo que pasó en los últimos meses me ha hecho ver que tengo que mirar por mí. Entre los pilotos top, entre ese grupo de pilotos en el que te mueves, con quienes acostumbras a luchar, la relación tiene que ser profesional, no puede ser de amistad porque todos queremos lo mismo”, agregó. 

En el 2016 Márquez aprendió de sus errores y sacó su versión más consistente para lograr un campeonato que parecía imposible al principio de la temporada: el quinto en su prodigiosa carrera. “Me gusta trabajar duro para conseguir los objetivos. Sin trabajo no hay recompensa”, recalcó.

MotoGP 2017

Tras haber llegado como líder a Silverstone en la duodécima prueba del Mundial de MotoGP, con 174 puntos, Marc se retiró del Gran Premio de Gran Bretaña por problemas mecánicos el pasado 27 de agosto. Todo iba bien hasta que, de repente, he tenido un problema con el motor a final de la recta. Es una pena, pero es algo que puede suceder en las carreras y ha sido la primera vez que me pasa con Honda”, declaró en su sitio web. 

“La parte positiva es que hemos sido rápidos aquí, como lo hemos sido en otras pistas, y que aún estamos en la lucha por el campeonato. Cero puntos hoy, pero me siento bien con la moto y estoy deseando que lleguen las siguientes carreras, puntualizó el pentacampeón catalán.

Solidario

En abril de 2015, Marc Márquez y Allianz Seguros presentaron el proyecto social Laps for Life 93, el cual busca desarrollar iniciativas solidarias en ámbitos como la salud, la seguridad vial o el fomento de una vida saludable. Para conseguirlo, esta plataforma se vincula con asociaciones e instituciones benéficas y pide la colaboración ciudadana a través de las redes sociales. 

“Los objetivos de Laps for Life 93 se basan en promover actitudes responsables, fomentar la excelencia e impulsar el compromiso social entre jóvenes y adultos a través de proyectos solidarios para una sociedad mejor”. “Estoy seguro de que juntos podremos conseguir mucho”, aseveró Marc.

La hormiga

Cuando Marc Márquez comenzó a participar en el CEV pesaba tan poco que tuvieron que lastrar su moto con 21 kilos para que alcanzara el peso mínimo requerido. Este inconveniente se repitió en su primer año en el Mundial, por lo que se le añadieron 16 kilos de plomo, repartidos en su 125cc, lo cual suponía que Marc tuviera que dominar una moto que pesaba más del doble que él. A raíz de ello su equipo empezó a compararlo con una hormiga, un insecto tan pequeño pero a la vez tan fuerte que es capaz de levantar 100 veces su peso. Además de su fuerza, Marc también compartía con este formícido una gran capacidad de sacrificio, constancia y trabajo en equipo, y en 2012 decidió identificarla como su mascota. Desde entonces, la imagen de la hormiga que lleva en su casco le recuerda cada vez que sale a pista que el trabajo duro es el único camino para ganar.

“Me gusta trabajar duro para conseguir los objetivos. Sin trabajo no hay recompensa.” –Marc Márquez

“La familia es por lo que he llegado hasta aquí. Es la base de todo. Son los que dan la primera oportunidad.” –Marc Márquez

Marc Márquez

Equipo: Repsol Honda Team

Moto: Honda

Lugar de nacimiento: Cervera, Lérida, España

Fecha de nacimiento: 17 de febrero de 1993

Peso: 59 kg

Altura: 1.68 m

Títulos mundiales: 3 MotoGP (2016, 2014 y 2013)1 Moto2 (2012)1 125cc (2010)

COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba