¿Qué comunica el color con el que vistes?

Detrás de cada tono hay un significado según su uso y contexto

Está comprobado que los colores que usamos al vestir tienen un efecto tanto psicológico como físico en nosotros y en nuestras relaciones diarias. ¿Quieres saber de qué color vestirte para esa entrevista de trabajo o para esa cita importante? Entonces, continúa leyendo y conocerás los efectos que produce usar cada color.

Blanco

Se asocia con la luz, la bondad, la inocencia y la pureza. Se le considera el color de la perfección. Representa la fe. Es muy apropiado usarlo en organizaciones caritativas. Quien lo usa, proyecta una personalidad abierta y en paz consigo mismo o con los demás. Se percibe como una persona amigable. Una de las desventajas de este color, es que al usarlo aumenta las proporciones visiblemente, así que evítalo si lo que quieres es lucir más delgado. Al usarlo hay que cuidar que no se transparente la ropa interior, pues le restará la elegancia a tu atuendo. Si tu piel es morena, te sentará de maravilla este color

Rojo

Se relaciona con el amor, la pasión, la energía y la vitalidad. Quien se viste de este color le gusta llamar la atención y atraer miradas. Si lo usas, quienes te rodean te percibirán como alguien abierto, espontáneo y seguro de ti mismo. Vístete de rojo para la conquista y sentirte con más energía. Por otro lado, evita usarlo cuando tu interés sea trabajar en equipo, cerrar un trato de negocio, o tener éxito en una entrevista de trabajo, pues puedes proyectar terquedad y agresividad. 

Amarillo 

Simboliza la luz del sol. Representa la alegría, la felicidad, la inteligencia y la energía. Se recomienda usarlo para sentirnos y proyectarnos como personas alegres y originales. Evítalo si quieres transmitir formalidad, pues no te tomarán muy en serio. No es muy recomendable vestirse por completo de este color, ya que en exceso produce en los demás agotamiento mental o dolor de cabeza y ojos, por el hecho de que es un color muy fuerte para la vista, y algunos inconscientemente preferirán sacarnos la vuelta.

Negro

Es el color de la elegancia, la formalidad y el liderazgo. Para los hombres de negocios no se recomienda que lo usen en un traje hasta después de las 6:00 p.m., ya que es también un color duro y retador. A todos nos hace ver un poco más delgados. Para las mujeres, un vestido negro en el guardarropa es básico y siempre nos sacará de apuros. Combinado con blanco, el negro se ve muy elegante.

Azul

Se le suele asociar con estabilidad, profundidad, integridad y tranquilidad. Representa la lealtad, la confianza, la sabiduría, la inteligencia, la fe y la verdad. Produce un efecto relajante. El azul marino es el color más recomendable para una junta, una entrevista de trabajo o hablar en público. Es recomendable verificar qué gamas de azul te favorecen de acuerdo con tu color de piel.

Verde

Es el color de la naturaleza. Representa armonía y frescura. Se considera el color más relajante para el ojo humano. Quien lo usa proyecta ser una persona afable, equilibrada, confiable, tenaz y con alta autoestima. Sin embargo, puede transmitir ser una persona resistente al cambio y poco innovadora. Así que no es muy recomendable usarlo cuando tu propósito sea proyectar creatividad o estar abierto al cambio.

Café 

Es un color ecológico, acogedor y sensible. Si lo usas, la gente se abre contigo. Como mujer, y si te favorece, puedes usarlo tanto en los negocios como en situaciones casuales, ya que proyecta calidez. A las mujeres de piel blanca y cabello castaño o rojizo, generalmente les queda muy bien. Si eres de tez morena, evítalo. A los hombres se les sugiere usarlo para situaciones casuales o en el campo, pero no se les recomienda usarlo en los negocios, ya que denota ser de un puesto de nivel medio. Es un color que en los negocios o para ocasiones formales puede asociarse inconscientemente a la mediocridad o falta de firmeza.

Gris

Es un color neutral y respetable. Da la impresión de ser profesional y es un color seguro en los negocios. Úsalo para ser moderador en una discusión, pero no lo uses si quieres proyectar una imagen creativa o llamar la atención. 

Finalmente, para saber qué tal te queda una prenda de determinado color, acércala a tu rostro, mírate en el espejo y verifica: ¿tus ojeras o líneas de expresión se pronuncian más?, ¿tu mirada se aviva o se apaga?, ¿resalta tu color de piel? Las mujeres deben probarse la ropa, de preferencia sin maquillar, ya que será más efectivo determinar si ese color les favorece. Después de saber esto, cada vez que abras tu guardarropa, pregúntate: ¿Qué imagen quiero proyectar hoy?, ¿quiero transmitir alegría, creatividad, seriedad? Verás que, de esta forma, los colores serán también tus aliados al perseguir tus objetivos.