Mercado de lujo en México

En el mercado del lujo no sólo hablamos de los productos ni del valor de las prendas, también hablamos de los consumidores y de los mercados




Los millennials se están insertando en el mundo laboral y gastan cinco veces más de lo que sus padres gastaban cuando tenían 28 años, y además son clientes generadores de contenido. No sólo gastan físicamente, sino que también gastan de forma online.

El país se ha posicionado en segundo lugar dentro de esta industri en Latinoamérica, después de Brasil. Cuál es la tendencia de este mercado y sus consumidores, aquí un panorama.

Negocio en ascenso
56,789 mdp es el total de ventas en el país en 2014

7.2 % creció el mercado en 2014 respecto al año anterior

98.9 % de los productos se distribuyen en grandes almacenes y tiendas departamentales

63.583 mdp son las ganancias que se prevén en 2016

Productos con mayor crecimiento
(ventas 2014)
Ropa y calzado 22 mil mdp
Joyería y relojes 14 mil mdp
Accesorios de lujo 10 mil mdp

Los consumidores
- 10.8 % clase media con crecimiento de poder adquisitivo
- Acceden cada vez más al mercado on-line
- Crecimiento acelerado del mercado de "doble ingreso sin hijos", compuesto por parejas con una cuota mayor de consumo.

¿Compras artículos de lujo?


Digitalización, clave para crecimiento del mercado de lujo en México


Aunque el mercado de lujo en México está de moda, su futuro depende del crecimiento del canal digital y de que las empresas integren sus estrategias de tiendas físicas con sus plataformas en línea para personalizar sus servicios, aseveró el cofundador de Territorio Creativo, Salvador Suárez.

El directivo de la consultora precisó que de acuerdo con los resultados del estudio “El viaje del consumidor de lujo en México”, 71 por ciento de los encuestados ha comprado alguna vez un producto de lujo por Internet.

En entrevista con Notimex, aseguró que transacciones de este tipo permiten a las empresas acercarse al consumidor, conocer sus gustos y personalizar su oferta.

Previó que el mercado de lujo crecerá a doble dígito para los próximos años, impulsado por la parte Internet y por la incorporación de nuevo medios de pago, por lo que consideró que el gran reto de las marcas es la digitalización del retail (venta al por menor o a detalle).

“Hay un cambio de relación entre marcas y consumidores, porque hemos pasado de una relación totalmente unidireccional, donde las marcas impactarán publicitariamente a los consumidores a una bidireccional”, indicó.

Consideró que el consumidor está empoderado, pues “tiene fuerza y puede dañar la reputación de una marca; eso cambia las reglas del juego”, afirmó.

En el caso de los medios de pago, el directivo señaló que éstos también impulsan el mercado y que la falta de crédito limitaba sus crecimiento, y empresas como el PayPal ya acumulan 20 por ciento de las compras en lujo.

Subrayó que las tarjetas de crédito continúan como el método más utilizado, al representar 64 por ciento de las operaciones, en tanto que donde más se compra lujo en el país es en los centros comerciales, tradicionales y virtuales, que permiten al ciudadano de clases medias acceder a productos del crédito, lo que democratiza el sector.

Según datos del estudio hecho por la consultora, los centros comerciales y las tiendas propias de las marcas encabezan la lista de lugares favoritos para comprar lujo, elegidas por 72.9 y 63.7 por ciento de los consumidores, respectivamente, mientras que entre 30 y 40 por ciento de los encuestados compra en portales internacionales o en e-commerce.

Según el estudio, en México las mujeres gastan 50 por ciento más que los hombres en tratamientos de belleza, pero en 40 por ciento de los casos del género masculino lo hace en tecnología.

Además, 70.2 por ciento de las compras se completan desde una computadora, en tanto que el smartphone es utilizado por más de la mitad de los consumidores de lujo, principalmente por jóvenes.


COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad