Entidades bancarias italianas están a la espera de un plan de rescate

En diciembre pasado el MPS fracasó en su intento autónomo de captar cinco mil millones de euros
Entidades bancarias italianas están a la espera de un plan de rescate

Una de las primeras medidas que el Parlamento italiano tomará en 2017 será autorizar un plan por 20 mil millones de euros (20.8 mil millones de dólares) para fortalecer a entidades bancarias con problemas, como el Monte dei Paschi di Siena (MPS).

En diciembre pasado el MPS fracasó en su intento autónomo de captar cinco mil millones de euros (5.2 mil millones de dólares).

Pero el caso del MPS, el tercer instituto crediticio del país y el más antiguo del mundo (fundado en 1472), no es aislado si se considera que el sistema bancario italiano sufre aún por los efectos de la larga crisis económica que lo dejaron con un boquete de 360 mil millones de euros (375.7 mil millones de dólares), entre morosidades y préstamos dudosos.

Frente a esas cifras la pregunta obligada es si los 20 mil millones de euros serán suficientes para recapitalizar a todos los bancos italianos en dificultades.

La última semana de 2016 el Banco Central Europeo (BCE) decretó que las necesidades de capital del MPS alcanzan los ocho mil 800 millones de euros (nueve mil 184 millones de dólares) por el deterioro de su posición de liquidez durante diciembre, una cifra muy superior a los cinco mil millones de euros considerados por el instituto.

Según el ministro italiano de Economía y Finanzas, Pier Carlo Padoan, las exigencias del BCE convertirán a la Banca Monte dei Paschi di Siena en una entidad “hipercapitalizada”.

En una entrevista con el diario financiero Il Sole 24 Ore, Padoan criticó la falta de explicaciones del BCE en relación a las nuevas necesidades del instituto con sede en Siena.

“Habría sido de gran ayuda alguna explicación, pues la falta de información se traduce en opacidad y las cosas opacas suelen llevar a interpretaciones erróneas”, dijo.

Sin embargo, para el analista Massimo Giannini, antes de recapitalizar al MPS con dinero público, será necesario que el instituto aclare la infinita cadena de errores cometidos en los últimos años y que lo llevaron a su actual situación de virtual quiebra.

El punto de no retorno fue sin duda la poco afortunada decisión de adquirir en 2007 la Banca Antonveneta del banco Santander, ya que prácticamente en una noche el precio pasó de 6 mil 600 millones de euros (seis mil 888 millones de dólares) pagados por la entidad española a diez mil millones de euros (diez mil 437 millones de dólares) desembolsados por el MPS.

A ello se sumó en 2009 una arriesgada operación de derivados firmada por su expresidente, Giuseppe Mussari, con el banco japonés Nomura que dejó al banco de Siena con pérdidas superiores a los 220 millones de euros (229.6 millones de dólares).

Analistas consideraron que de la partida de 20 mil millones de euros anunciada por el gobierno, al menos un tercio será para el MPS; mientras otros recursos podrían ser destinados al rescate del banco Carige y de otros dos institutos menores de la norteña región del Veneto.

El punto crucial será el aumento de capital de Unicredit, el principal banco italiano, que buscará hasta 13 mil millones de euros (13 mil 568 millones de dólares) en el mercado, consideró el analista Ferdinando Gugliano.

Opinó que el éxito de esa operación, al lado de una intervención rápida sobre bancos más pequeños, reduciría sensiblemente las necesidades de capital del sector, estimadas en 50 mil millones de euros (52 mil 185 millones de dólares), y daría confianza a todo el sistema de crédito.



COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad