Al menos 35 muertos tras la explosión de un camión cisterna en Nigeria

En Nigeria se registró la explosión de un camión cisterna que cobró la vida de al menos 35 personas y dejó a cientos heridas

Al menos 35 personas murieron y más de un centenar resultaron heridas por la explosión de un camión cisterna en una estación de servicio en el estado de Nasarawa, norte de Nigeria, informaron hoy fuentes oficiales.

El accidente se registró la víspera en la estación de gas de Monaco, ubicada en la carretera Lafia-Makurdi de la localidad de Lafia, que une Abuja con el norte y el sur de Nigeria, en momentos en que el camión descargaba el gas que transportaba.

La detonación, causada al parecer por una fuga en el depósito, destruyó al menos nueve vehículos particulares, dos camiones cisterna y ocho motocicletas, cuyos conductores y ocupantes quedaron atrapados, sin poder escapar de las llamas.

"Hemos confirmado 35 muertos y más de cien heridos. La mayoría de los que murieron acudieron al lugar del accidente para ver qué estaba sucediendo", afirmó Usman Ahmed, director de la Agencia Estatal de Manejo de Emergencias (SEMA), informó la televisión Al Yazira.

Durante una visita al lugar del incidente para evaluar lo ocurrido, el vicegobernador de Nasarawa, Silas Agara, dijo este martes que la explosión ocurrida en la planta de gas de Monaco era un hecho muy desafortunado y afirmó que el gobierno tomará los pasos necesarios para determinar la causa del accidente.

Acompañado por el comisionado de la Policía, Yahaya Bello, y el presidente del gobierno de Lafia, Aminu Muazu, Agara expresó sus condolencias a las familias de las víctimas en nombre del gobernador Umaru Al-Makura.

Agara aplaudió la labor de los equipos de seguridad y la respuesta de los responsables de emergencias por su rápida intervención para sofocar el fuego y trasladar a los heridos al Hospital Especialista Dalhatu Araf de Lafia, según un reporte del sitio All Africa.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, expresó anoche su pesar por el trágico accidente en Lafia, que provocó la muerte de decenas de personas y heridos, y destruyó vehículos y varias tiendas cercanas.

En una breve declaración, el mandatario, alabó al gobierno y al pueblo del estado de Nasarawa por su respuesta ante la emergencia, consoló a las familias en duelo y apeló a las autoridades estatales y federales, para garantizar que se proporcione la mejor asistencia médica para los heridos.

Los accidentes de tráfico son comunes en Nigeria, debidos a las malas condiciones de las carreteras y las deficientes normas de seguridad, ya que muchos distribuidores de gas operan en depósitos no regulados en las ciudades, lo que ha provocado varias explosiones.

En junio pasado, al menos nueve personas murieron en la capital comercial del país, Lagos, cuando otro camión que transportaba gas se incendió y quemó otros 53 vehículos.