Ataque con coche bomba deja seis muertos en Somalia

El atentado fue perpetrado por un atacante suicida que impactó un automóvil cargado de explosivos contra la sede central del complejo de edificios del gobierno

Al menos seis personas murieron hoy y otras 16 resultaron heridas por la explosión de un coche bomba frente a una oficina del gobierno en el suroeste de esta capital, que quedó prácticamente destruida, informaron fuentes oficiales somalíes.

El atentado se registró esta mañana y fue perpetrado por un atacante suicida que impactó un automóvil cargado de explosivos contra la sede central del complejo de edificios del gobierno en el distrito capitalino de Hodan, según reportes de la Policía y socorristas somalíes.

"Nuestros equipos de ambulancias han recogido los cadáveres de seis personas. Otras 16 personas resultaron heridas en la explosión”, informó Abdiqadir Abdirahman, director del servicio de Ambulancias (Aamin) en Mosgadiscio.

El comandante Mohamed Nur, un oficial de la Policía local, indicó, por su parte, que el atacante suicida chocó el coche bomba contra el edificio del gobierno de Hodan, cuyas paredes quedaron totalmente destruidas, según un reporte del sitio de noticias All África.

Ningún grupo se ha responsabilizado del ataque de este lunes, aunque la semana pasada la banda islamista Al Shabab detonó la semana pasada un coche bomba contra la oficina de otro gobierno distrital de Mogadiscio, por lo que se presume que de nuevo es el responsable.

En los últimos meses, el grupo extremista somalí, vinculado a la red Al Qaeda, ha perpetrado varios atentados contra hoteles, restaurantes y edificios públicos, muchos de ellos en Mogadiscio, incluidas comisarías, oficinas de gobierno y la sede presidencial.

Al Shabab (Los Jóvenes, en árabe) es reconocido internacionalmente por los ataques que ha perpetrado fuera de Somalia, incluido el registrado en abril de 2015 contra una universidad en la ciudad keniana de Garissa, donde sus combatientes masacraron al menos a 148 personas.

El ataque en la Universidad de Garissa fue considerado el más mortífero cometido por el grupo islamista desde el asedio de septiembre de 2013 contra un lujoso centro comercial de Nairobi, que dejó 67 muertos y cientos de heridos.

Además, Al Shabab es reconocido por el atentado contra un bar durante la final de la Copa Mundial de Fútbol de 2010, que el grupo realizó en Uganda, cobrando la vida de al menos 76 personas, que se habían congregado para disfrutar del partido entre Holanda y España.