El Horizonte Por: AP

Monterrey
Comentarios

Conoce al joven que detuvo el ciberataque global desde su habitación

Marcus Hutchins, el británico de 22 años al que se le atribuye haber frenado el ciberataque de WannaCry, no se considera un héroe
Conoce al joven que detuvo el ciberataque global desde su habitación
Hutchins es parte de una comunidad mundial que está constantemente tratando de detectar ataques y de combatirlos cuando se producen, a menudo compartiendo información en Twitter. Foto: AP

Mientras el software extorsivo "ransomware" pasaba de computadora a computadora, infectando a miles de aparatos en todo el mundo, un joven experto en tecnología luchaba en su habitación por repeler el ataque.

Marcus Hutchins, el británico de 22 años al que se le atribuye haber frenado el ciberataque de WannaCry, no se considera un héroe y declaró a la Associated Press que simplemente "hice lo correcto".

En su primera entrevista cara a cara, Hutchins, quien trabaja para la empresa de Los Ángeles Kryptos Logic, dijo el lunes por la noche que cientos de expertos trabajaron durante el fin de semana para contener el virus, que paralizó computadoras en unos 150 países.

"No soy un héroe para nada", expresó. "Soy alguien que aportó lo suyo para parar todo esto".

Apenas atacó el virus el viernes, este mago de las computadoras y aficionado el surf que vive con su familia en un pequeño pueblo sobre el mar al sudoeste de Inglaterra descubrió un "kill switch", o interruptor, que demora la propagación del virus. Luego se pasó tres días combatiendo el virus que afectó una red de hospitales de Gran Bretaña, fábricas, dependencias gubernamentales, bancos y otras empresas de todo el mundo.

WannaCry paralizó computadoras que usan mayormente versiones viejas de Microsoft Windows al encriptar sus archivos y mostrar mensajes en los que se exigían rescates de entre 300 y 600 dólares para liberarlos. Si la gente no pagaba, se exponía a perder para siempre los archivos.

Hutchins dijo que dio con la solución cuando analizaba una muestra de un código malicioso y notó que estaba vinculado a una dirección de la web no registrada. En poco tiempo encontró el dominio, algo que está habituado a hacer para rastrear o contener ciberataques, y se dio cuenta de que con ello impidió que el virus siguiese expandiéndose.

El director ejecutivo de Kryptos Logig Salim Neino dijo que la pronta respuesta de Hutchins el viernes por la tarde de Europa le permitió contener el virus antes de que pudiese afectar de lleno a Estados Unidos.

"Con el programa que maneja en Kryptos Logic, Marcus no solo salvó a Estados Unidos sino que impidió que el resto del mundo sufriese mayores perjuicios", señaló Neino en una entrevista desde Venecia. "En poco tiempo pudimos corroborar que había un ´kill switch´. Fue un momento muy emocionante".

Neino afirmó que el virus no estaba bien diseñado, que básicamente habían combinado una serie de componentes sueltos y que tenía un sistema de pagos poco sofisticado.

Kryptos Logic es una de cientos de empresas que combaten las amenazas online a empresas, dependencias gubernamentales e individuos. Hutchins es parte de una comunidad mundial que está constantemente tratando de detectar ataques y de combatirlos cuando se producen, a menudo compartiendo información en Twitter.

Es previsible que su fama actual acabe con el anonimato que estos combatientes requieren.

"No creo que vuelva a usar el nombre que empleaba antes" en Twitter, expresó.

La madre de Hutchins, Janet, una enfermera, no podría sentirse más orgullosa. Y se alegra de que su hijo ya no sea un luchador anónimo.

"Quería gritarle a todo el mundo" el trabajo que hacía su hijo, "pero no podía", declaró.

Su hijo es ahora una celebridad, que ha estado en contacto con el FBI y con las autoridades británicas de ciberseguridad.

Hutchins seguramente tendrá que adaptarse a una nueva vida. Hasta ahora trabajaba desde su habitación en una ciudad junto al mar, Ilfracombe, usando un avanzado sistema de computadoras con tres grandes pantallas.

Estaba nervioso cuando ofreció sus primeras entrevistas en su casa y les dio códigos a los periodistas, que debían repetir antes de ser admitidos en la vivienda.

Cuando empezó a hablar se relajó. Sonreía constantemente y se mostró tímido y educado. Aseguró que quería que este momento de celebridad pasase pronto y pudiese reanudar su vida normal.

"Sentí que debía conceder una entrevista", indicó.

Añadió que cuando pase todo este frenesí y se complete el trabajo sobre este ataque, espera tomarse unas vacaciones. E irse de surfing.




COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba