El Horizonte Por: AP

Monterrey
Comentarios

Reanudan el recuento de votos en Honduras

Salvador Nasralla pide que se convoque a una nueva elección de votos
Reanudan el recuento de votos en Honduras
Foto: Archivo

Las autoridades electorales de Honduras reanudaron el domingo el aplazado recuento de papeletas de las elecciones presidenciales del fin de semana pasado en medio de protestas de partidarios del candidato opositor Salvador Nasralla, quien pidió que se convoque a una nueva elección.

El tribunal electoral dijo que reabrió el conteo de votos de 1.031 urnas en las que se detectaron inconsistencias. Nasralla y los simpatizantes de su partido de izquierda Alianza de Oposición contra la Dictadura han pedido un recuento mucho más amplio.

Los representantes de Nasralla no asistieron a la examinación de las actas, insinuando que no reconocerían el recuento.

Nasralla puntualizó en un mitin en Tegucigalpa, la capital de Honduras, que los magistrados del tribunal electoral son "empleados del presidente (Juan Orlando) Hernández", quien buscó su reelección a pesar de que la constitución lo prohíbe.

"El tribunal no es un organismo independiente y, por lo tanto, no es creíble ni confiable para el pueblo", aseveró Nasralla, quien es un conocido presentador de televisión.

El presidente del tribunal electoral David Matamoros dijo que "hemos sido pacientes y prudentes al aguardar la decisión de Alianza, que no acudió a este conteo de votos".

Los funcionarios terminaron de contar la noche del viernes casi 95% de las urnas de la elección del 26 de noviembre y Hernández tenía una ventaja de más de 46.000 votos sobre Nasralla. No estaba claro cuántos votos estarían en juego en las casillas que no han sido contabilizadas hasta ahora.

El gobierno de Hernández impuso un toque de queda de 10 días de las 18 horas a las 6 de la mañana para sofocar las manifestaciones, aunque el sábado fue levantado de las dos principales zonas turísticas del país: la provincia de Islas de la Bahía y las ruinas mayas de Copán.

Sin embargo, en la noche del sábado, la capital del país centroamericano tuvo una noche de ruidosas protestas por el retraso en el conteo de votos y el sonido de cacerolazos y consignas hizo eco por toda Tegucigalpa.

Los enfrentamientos entre manifestantes y agentes han ocasionado la muerte de al menos una personas, y quizás de una media docena más.

Tanto Hernández como Nasralla se han declarado ganadores de la elección. Nasralla había liderado el conteo de votos hasta que se presentó una prolongada demora que interrumpió los informes de los funcionarios electorales, lo que provocó quejas de la oposición sobre irregularidades. Los funcionarios achacaron la pausa a los problemas técnicos y negaron cualquier tipo de manipulación.

Nasralla anunció el sábado que el tribunal rechazó su exigencia de revisar las 5.134 actas, tras acusar a sus miembros de "robar mi elección como presidente de Honduras".

Dijo que una nueva elección "estaría bajo la supervisión de un tribunal electoral internacional, y no del local, debido a que no hay condiciones suficientes para garantizar que la votación sea justa". Sobre su propuesta de convocar a una nueva elección presidencial, Nasralla indicó que no le habían contestado y que no piensa que lo vayan a hacer.

La policía nacional de Honduras informó que una mujer de 19 años falleció de herida de bala el viernes a la medianoche durante una protesta en apoyo al candidato opositor a manos de un hombre armado que, según los testigos, era un elemento de la policía. Las autoridades nacionales dijeron que estaban investigando el incidente. Testigos y activistas de la oposición afirman que al menos otras cinco personas han fallecido durante las protestas en todo el país.

Las manifestaciones hicieron recordar el golpe de estado de 2009 que derrocó al expresidente Manuel Zelaya, cuyo partido Libre es un aliado clave en la coalición liderada por Nasralla, que se formó en un intento por derrocar a Hernández.

Los funcionarios indicaron que Zelaya fue derrocado por considerar una reelección, lo que va contra la Constitución de Honduras. Sin embargo, el máximo tribunal del país eliminó esa prohibición para que Hernández pudiera buscar un segundo mandato.


COMENTA ESTA NOTICIA
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba