Rusia exhibe su poder para una guerra mundial

Rusia comienza las mayores maniobras militares de su historia, que transcurrirán del 11 al 17 de septiembre en el territorio y mares orientales del país contando con la participación de China y también de algunas unidades militares de Mongolia

Cientos de soldados rusos se desplegaron el martes en Siberia para los juegos de guerra más grandes en la historia del país, en los que también participó China, en una poderosa exhibición de los prósperos lazos militares entre Moscú y Beijing en un contexto de tensión con Estados Unidos.

Moscú dijo que las maniobras militares _denominadas Vostok (Oriente)_ durarán una semana y se llevarán a cabo en grandes extensiones de Siberia y el Extremo Oriente, así como en los océanos Ártico y Pacífico, e incluirán casi 300,000 soldados rusos, poco menos de una tercera parte del ejército del país. Además se hará uso de más de 1,000 aeronaves, unos 36,000 tanques y otros vehículos militares, y 80 buques de guerra.

El ministro de Defensa ruso Sergei Shoigu, ha dicho que los juegos de guerra son incluso más grandes que el ejercicio llamado Zapad 1981, efectuado en plena Guerra Fría, que inquietó a los aliados de la OTAN.

El general retirado Leonid Ivashov dijo que los enormes ejercicios militares eran una advertencia contra la creciente presión de Estados Unidos sobre Rusia.

"Las maniobras tienen el objetivo de disuadir las intenciones agresivas de Estados Unidos y la OTAN", afirmó. "También son una respuesta a las sanciones de Estados Unidos", añadió, según la agencia de notificas Interfax.

China envió unos 3,200 soldados, 900 vehículos de combate y 30 aeronaves para unirse a los simulacros, un despliegue importante que refleja su cambio hacia una alianza militar total con Rusia. Mongolia también ha enviado un contingente militar.

Al preguntarle si Estados Unidos se preocupaba de la posible alianza militar entre Rusia y China, el secretario de Defensa Jim Mattis respondió a los reporteros del Pentágono el martes, que "las naciones actúan bajo sus propios intereses. A largo plazo veo poco que alinee a Rusia y China".