Dicen 'no' a aumentar las tarifas del transporte público

Organismos civiles e intermedios afirman que incluso el precio del camión debería de ir a la baja porque la calidad deja mucho que desear

Luego de que el gobierno del Estado planteó revisar las tarifas del transporte público para aplicar un posible incremento, organismo civiles e intermedios afirmaron que dada la calidad del servicio no se justifica un encarecimiento.

La coincidencia es que antes de actuar a ciegas se debe hacer un estudio técnico y económico de las tarifas y, en una de esas, afirmaron, hasta podrían bajar.

"Hay que hacer ajustes inflacionarios por lo menos y eso tiene que ser cada año, es lógico.

"Pero entonces a dónde vamos a llegar, hay que ver si la tarifa que tenemos es la que debe ser porque a lo mejor debe ser menos porque los márgenes de utilidad que tienen son muy amplios y como está concesionado el transporte público el Gobierno le puede poner un tope a la utilidad", indicó en presidente de Vertebra, Gilberto Marcos.

En tanto, el presidente de Fortaleza Ciudadana, Luis Gerardo Treviño, añadió que la economía familiar no está preparada para un aumento por lo que debe de frenarse ese plan.

"Primero vigilar que la calidad de las unidades esté adecuada y hacer el estudio económico para ver si factiblemente se justifica.

"En la opinión de los ciudadanos creemos que no es el momento toda vez que las economías de los hogares pues no están como para permitir incrementos en ningún tipo de servicio y hoy lo estamos viendo como una seria amenaza en el transporte público", expresó.

En tanto, el director de Redes Quinto Poder, Juan Manuel Ramos, indicó que el Metro tiene ingresos extras que desconoce la comunidad por lo que deben transparentarse para ver si se justifica encarecer el pasaje de ese sistema.

También se pronunció por un subsidio al transporte a fin de generar otros beneficios.

"Sí algo debe subsidiar el Estado, si algo debe subsidiar es el transporte público porque finalmente, esto lo que trae es un beneficio mayúsculo.

"Si tú financias y operas a menores precios el transporte público pues puede que baje el uso de los vehículos, puede que baje la contaminación y no tienes problemas de salud en la población que le cuesta más caro al Estado", manifestó Ramos.