Productores de NL se ponen 'cabritos'

La demanda de productos caprinos para aumentar la economía crece en Nuevo León

Cuando un mexicano piensa en 'cabrito', piensa en Nuevo León

Lo que no sabe es que la cría de cabras en nuestro estado ha disminuido drásticamente y ahora le tenemos que comprar a otras entidades. 


Sin embargo, esto podría cambiar, ya que, a decir de productores y autoridades, se asoma lo que podría llamarse un 'despertar caprino' para Nuevo León

La idea es impulsar carne, embutidos, leche, yogurt, dulces, licor, quesos, cosméticos, y productos de piel derivados de las cabras, animal que ha sido ícono del estado y que está teniendo un nuevo auge en el campo nuevoleonés. 

La idea es aprovechar que nuestra región, al ser semi-árida, favorece la producción caprina, mucho más que la de res. 

Pero además, Nuevo León puede capitalizar la tan difundida noción de que Nuevo León es capital del cabrito, y por ende de los derivados de la cabra. 

También el estado se montaría a la ola de que hoy en día crece la búsqueda de productos locales, más frescos, y por lo tanto más sanos. 

El delegado de la Sagarpa en la entidad Vigilio Bucio, informó que recientemente la demanda de leche de cabra ha aumentado cuestión que ha permitido ofertarla en mejores precios, sin embargo el objetivo es desarrollar más esta industria. 

“Estamos haciendo un esfuerzo muy importante para que toda esa leche fluida que hoy se está produciendo en Nuevo León pueda ser comercializada a mejores precios con las grandes empresas transnacionales que están demandando este producto”, explicó. 

Por ello, numerosas empresas -entre ellas la panificadora Bimbo- han puesto sus ojos en Nuevo León para impulsar un "despertar caprino", pues ven una oportunidad comercial, junto con productores locales, ya que la leche y queso de cabra han incrementado su demanda a últimas fechas por razones de salud. 

Se estima que en Nuevo León se produjeron cerca de 2,338 litros de leche de cabra entre enero y julio pasado. Estadísticas de Sagarpa muestran que el hato caprino en la entidad es de 270,000 cabezas, al cierre de 2017, con una producción de 3.5 millones de litros, 6% más que en 2016. 

El secretario de Desarrollo Agoprecuario estatal, Rodolfo Farías, informó que la demanda de leche de cabra va en ascenso en Nuevo León, contrario a lo que registra la lecha de vaca. 

Incluso, el pasado 27 de agosto, se hizo el anuncio de la construcción y operación de un tecnoparque caprino en el municipio de Galeana, en el que se producirían al menos 5,000 litros diarios de leche de cabra. 

Además, también se anunció otro proyecto en Cerralvo, en el que productores de la región Los Botellos producirán 1,500 litros diarios. En total, a corto plazo se sumarían a la producción 6,500 litros diarios, que es el triple de lo que se ha producido de enero a junio en toda la entidad.