El origen de 'OK'

Cuando queremos manifestar que estamos de acuerdo con algo, solemos decir ok, y esto no es exclusivo de México; se usa, desde luego, en Estados Unidos, pero también en la mayoría de los países del mundo. Esto lo hace, quizá, el más exitoso de los ...

No salir de perico perro

En el habla coloquial de México, cuando alguien no se esfuerza por salir de la mediocridad, ya sea social o económica, de él suele decirse que no saldrá de perico perro. Esta expresión existe al menos desde principios del Siglo XIX; concluyo esto...

Galimatías


A esos discursos o textos que por su deficiente estructura son difíciles de comprender los llamamos galimatías. De esto los políticos suelen brindar excelentes ejemplos. La palabra también existe con el mismo significado en el inglés y en el franc...

Corazones agrietados


“¿No es triste considerar que solo la desgracia hace a los hombres hermanos?”, se preguntaba Benito Pérez Galdós hace ya muchos años. No sé qué experiencias llevaron a este escritor español a plantear tal pregunta que, aunque para mi gusto peca de...

Mexicanismos interesantes


Unos lo hacen comiendo antojitos mexicanos y desapareciendo una botella de tequila. Yo esta vez festejaré el mes de la Patria compartiendo con ustedes un racimo de palabras que son muy nuestras, ya sea por origen o significado. Para mayor deleite,...

El merolico


Invocado por el bullicio de las plazas, aparece de la nada y con un trozo de tiza blanca pinta su raya y se apodera de un escenario que pretende ser circular. Sin mayor espera, lanza un torbellino de palabras domingueras que atrapa a cuanto transe...

Entre 'azares'


Aletargado por sus pensamientos, reposaba al pie de un hermoso naranjo. Una extraña comezón en su rostro lo hizo abrir los ojos. Vio una flor del árbol que, desprendida por el viento, había detenido su caída justo ahí, en la punta de su nariz. Emp...

Aquí hay gato encerrado


“A juicio de los gatos, las personas no somos más que muebles de sangre caliente”, eso dijo Jacquelin Mitchard y tal vez sea así, pero lo cierto es que eso no ha sido obstáculo para una convivencia entre hombres y felinos que ya cuenta varios mile...

Y los bárbaros fueron perdonados


Hace ya varios años escribí un artículo donde conté cómo, en el Siglo XIX, los puristas del lenguaje se desgañitaban tratando de que los hablantes entendieran la barbaridad que cometían cuando a un guardián del orden lo llamaban policía. Es que, p...

Agarrados del chongo


“¿Por qué los chongos se llaman chongos?”. La pregunta fue de Laura, una pequeña de cinco años en quien, muy temprano, se despertó la curiosidad de saber por qué decimos lo que decimos (esa niña tiene talento). ¡Vaya reto que nos ha planteado est...

¿Por qué les decimos gachupines?


En México, gachupín aún es voz peyorativa para nombrar a los nacidos en España. Es palabra que surgió en la época de la Colonia guardando el resentimiento de los criollos que sentían injusto que, tan sólo por haber nacido en América, no se les die...

Palabras purépechas


No se puede negar que, de las lenguas prehispánicas, la que mayor huella dejó en el español mexicano fue el náhuatl. No obstante, de la lengua de Michoacán, purépecha diríamos hoy, también guardamos palabras que han pasado a ser parte de nuestro d...

La siesta


Cuando nos entregamos a ese sueñecillo vespertino que suele invadirnos después de la comida –narcolepsia postprandial, llámanle los entendidos–, decimos que nos echamos una siestecita. Esta pestañeada diurna, desde antiguo ha sido llamada siesta y...

La verdad de Perogrullo


Hay afirmaciones que, por evidentes, nos parecen necedad. O, cómo juzgar predicciones del tipo: “Hoy en la noche se ocultará el sol”. Es evidente que tales aseveraciones sólo pueden venir de un cerebro despistado o de alguien con ganas de divertir...

¡Jijos de la mañana!


Hay tipos sin escrúpulos a los que consideramos una calamidad. De ellos, en México solemos decir que son unos “jijos de la mañana” o con más finura, “hijos de la mañana”. Escondida tras esta folclórica expresión, hay una historia que puede ser per...

Hacer la valona


En el medio popular, para pedirnos ayuda no falta quien nos pida que le hagamos un paro, cálida frase a la que es muy difícil resistirse. En otra variante, en algunos pueblos jarochos te dicen “¡échame una viada!”, metáfora marinera, ya que viada ...

No dar pie con bola


Hay veces que por más que nos esforzamos, las cosas no nos salen bien. Vamos a un examen o a una entrevista de trabajo y nomás no damos una en lo que se espera que debemos responder. Cuando nos toca vivir situaciones así, con frustración solemos d...

Las paredes oyen


¡Qué difícil es guardar un secreto! Basta contárselo a alguien para que, en poco tiempo, sea del dominio público. De nada sirve un “pero no se lo digas a nadie”, porque todos tenemos por lo menos un confidente con el que nos urge saborear lo recié...

Ecos de la esclavitud


El Siglo X no fue nada agradable para el pueblo eslavo. Las huestes romanas les echaron el ojo y a una gran parte de ellos los tomaron como trabajadores sin goce de sueldo. A tal grado fue el asunto que la voz eslavo, modificada a esclavo, quedó p...

Volver arriba