Los chairos

Cuando menos lo pensamos, se instauró el reino del cerebro reptiliano. Ese arcaico rincón de nuestra mente, que es habitado por primitivos instintos y prístinas emociones que no le dejan espacio a la razón. Se gestaron aguerridos bandos para apoy...

¿Qué será que en todo está?

En aquellos años, Matehuala era un pueblo en el que se podía ir a cualquier parte caminando, porque todo estaba cerca. En las visitas frecuentes a los abuelos, caminar por la calle Hidalgo era parte del paseo obligado. Ahí estaba la Vulcanizadora ...

Democracia


No son pocos los que dan por cierto aquello de que “todo tiempo pasado fue mejor”. Los nubarrones del presente hacen añorar épocas de antaño que se imaginan claras; pero, nada más falso. Para la mayoría de los hombres del ayer, la vida fue terri...

Errar es humano


“Errar es humano”, nadie pone en duda esta verdad universal. Desde los albores de nuestra especie vivimos metiendo la pata y no se ve que esto vaya a cambiar algún día. Pero, enfoquémonos mejor en el verbo errar, cuyo origen no está en el error, d...

Deletrónimos


Hay palabras que nacen de la imitación de sonidos, las llaman onomatopeyas, palabra griega que se forma de onoma ‘nombre’ y poieia ‘crear’. De esta índole, hay un gran arsenal de voces de todos los colores y sabores, como: murmurar, que contiene...

Bocadillos teatreros


Profundas y abundantes son las huellas que el teatro ha dejado en el lenguaje. En su origen griego, “theatron” significaba literalmente “lugar para ver”; estos lugares se solían construir aprovechando una lomita, en cuya pendiente se formaban las ...

El Diario de Agustín Soberón


La noche del jueves 10 de febrero de 1859, siguiendo su rutina, don Agustín Soberón Sagredo abrió su diario y escribió lo que para él fue lo relevante de ese día: “A las nueve de la mañana pide el gobernador Degollado una posta, y sale con un post...

Alea jacta est


La vida es un camino lleno de encrucijadas y, cuando nos topamos con una, nuestra incapacidad para predecir el futuro nos llena de dudas, angustia e indecisión para elegir un rumbo. Pero, no hay más remedio, el tiempo nos obliga a dar el siguiente...

Lo que nos trajo el viento


Dicen que a las palabras se las lleva el viento, y debe de ser cierto, aunque… también es verdad que nos ha traído muchas. Hay unas tan obvias que no las notamos, como ventana casi “vientana”, ese hueco que se hace en las paredes para que entre el...

Reza por mí un “sunicuijo”


Pasó hace ya muchos años, cuando mis ocupaciones eran otras. Después de visitar a unos clientes, regresé a mi oficina y la secretaria me tenía un recado: “Le acaba de hablar una muchacha, que si se puede comunicar con ella, que le urge, dijo que u...

Esos locos bajitos


“Esos locos bajitos que se incorporan, con los ojos abiertos de par en par, sin respeto al horario y a las costumbres y a los que por su bien, hay que domesticar…”Muchas palabras para nombrar a los niños son hijas de la impaciencia. Es que esos pe...

Cuatro santos que son uno


Al misterio de la Santísima Trinidad, que por sí solo se basta para fundir nuestras neuronas, ahora se agrega el misterioso caso de los cuatro santos que son uno. Como diría mi buen amigo Ricardo Espinosa, que en paz descanse, “¿cómo dijo?”. Bueno...

Si hay abanicos, es que hubo abanos


Si hubiera un cielo para las palabras muertas y éstas tuvieran algún modo de consciencia, algunas de las que ahí habitaran verían con orgullo que su existencia terrenal no desapareció del todo. Contemplarían su huella en palabras que de ellas naci...

Tres palabras de tres


¿Qué tienen en común las palabras: “trifulca”, “Treviño” y “trivial”?... Seguro ya observaste que todas empiezan con “t”, pero no es ésta la única relación entre ellas; hay algo más profundo que comparten estas voces y que solo sus historias nos p...

Una de perros


En tiempos que se pierden en la historia, el perro se convirtió en el mejor amigo del hombre y, esta larga amistad, ha sido tan intensa que ha dejado profundas huellas en el lenguaje. Algunas siguen a la vista, pero otras ya han sido desvanecidas ...

Viacrucis de palabras


“¡Cantar del pueblo andaluz, que todas las primaveras anda pidiendo escaleras para subir a la cruz!”. Con estos versos, Antonio Machado describió la aflicción popular que despierta la cadañal evocación de la pasión de Jesús. Sucede desde hace tant...

¡Salud!


¿Por qué cuando oímos estornudar a alguien le decimos “¡Salud!”? Sumergirse en la historia de esta costumbre es emprender un viaje en el tiempo, donde las sorpresas van surgiendo una tras otra.Sorprende saber que la costumbre de responder al estor...

Luchar a brazo partido


A mi abuelo le encantaba contar lo difícil que fue para él llegar a tener su tienda de abarrotes. Para hablar de sus esfuerzos, solía decir una y otra vez que nunca dejó de “luchar a brazo partido”, frase que siempre me resultó intrigante y que me...

¿Por qué al arte de darle gusto al gusto lo llamamos ‘culinario’?


Le hubiera venido bien a este artículo el novelesco título de “El Retorno de Culina” porque, ya verás, de ser una palabra desdeñada en el incipiente castellano, como si fuera un cuento de hadas, al paso de los años volvería convertida en una palab...

Volver arriba