2019


Llegó otro inicio de año, volando, en un abrir y cerrar de ojos, en tan sólo cinco minutos... pero aquí estamos otra vez. Nos quedamos con las enseñanzas y bendiciones de este 2018 mientras nos preparamos para un maravilloso 2019. Lleno de sorpresas, retos, de sonrisas, lágrimas, de unión con los nuestros y muchas otras bendiciones.

Aunque muchos dirán que el día primero de enero es tan sólo otro día más en el año. Me encanta pensar en ese mágico cambio de página donde todos juntos y al mismo tiempo, llenos de motivación, llenos de propósitos; empezamos otro año.

Quisiera compartirles tres recomendaciones para planear los propósitos de este 2019 y empezar a alcanzar metas lo antes posible:

1.- Ser específicos:

¿Quieres bajar de peso?, ¿cuántos kilos?, ¿a qué talla quieres llegar?, ¿quieres bajar grasa, subir músculo?, estas son algunas preguntas que pudieran ayudarnos a proponernos una meta más específica. Ya que "bajar de peso" no es lo mismo que "bajar 5 kilos de grasa y subir 2 kilos de músculo para el siguiente verano"; así como no es lo mismo "ahorrar más" a "preparar mi comida antes de ir a la oficina en lugar de comprar algo de comer todos los días". No sólo le da más sentido a un propósito sino que te motiva más cada vez que te acercas a la meta, con cada kilo que bajas o con cada tupper que te llevas a la oficina y cada peso que te ahorras día con día.

2.- Ser selectivos:

No porque son 12 uvas para las 12 campanadas significa que tenemos que tener 12 propósitos. Si para ti es muy importante un único propósito, te recomiendo poner todo tu esfuerzo para planear, organizarte y poco a poco ir logrando esa meta. En lugar de distraerte con propósitos que realmente no son retos para ti. Por ejemplo, en lugar de acompañar ese propósito que de verdad quieres alcanzar de "tal" meta de peso con propósitos como "aprender a preparar café" mejor haz una lista de retos que te acercarán a cumplir tu propósito más importante como "ir al gimnasio todos los días" o "aprender a preparar ensaladas ricas".

Enfócate en lo que es más importante para ti y proponte este 2019 a lograrlo.

3.- Disfruta:

Si un día faltaste al gimnasio, si no alcanzaste a preparar tu comida antes de irte a la oficina...en lugar de estresarte y sentirte culpable, mejor toma nota de qué fue lo que detonó ese paso hacia atrás y busca soluciones para evitar que vuelva a suceder.

Si faltaste al gimnasio por falta de tiempo en lugar de sentirte mal mejor organiza tu día, cámbiate de gimnasio a uno más cerca, siempre trae contigo ropa para hacer ejercicio en el carro... cambios así pueden hacer la diferencia. Recuerda, tienes todo el año para lograr tus metas y parte del proceso es aprender.

¡Feliz año! Les deseo un próspero y feliz año nuevo 2019.

Be Healthy. Be You.


Volver arriba