A levantarse de las cenizas


Lo malo no es caerse, sino levantarse y más con la cabeza en alto. Con esta insignia, Los Ángeles Rams (8-1) saldrán al emparrillado para olvidar su primera derrota de la temporada y enfrentar a unos desesperados Seattle Seahawks (4-4) que no pueden perder si quieren continuar en la pelea por los Playoffs.

Ambos equipos comparten la División Oeste de la Conferencia Nacional, y aunque en papel se ve muy disparejo el encuentro, no hay que olvidar que en el primer enfrentamiento que tuvieron la diferencia en el resultado sólo fueron dos puntos.

Seahawks ha tenido una temporada complicada debido a las bajas que se le dieron desde inicio de campaña, sobretodo en el área de la defensa. Sin embargo su ataque sigue siendo de los más peligrosos.

Por tierra, de las manos de su corredor Chris Carson, además de externos, promedian 137 yardas por partido. Nada mal para ser un equipo con marca de .500.

Por aire tienen en su poder a uno de los mejores quarterbacks de la liga, Russel Wilson quien tal vez no esté en su mejor año, pero ha sabido levantar a sus muchachos. Hasta el momento suma 1,791 yardas con 18 pases de touchdown y sólo cinco intercepciones. 

El problema de Seattle es su inconsistencia, se han caído en partidos importantes. La defensa por tierra no puede parar.

Por su parte, los Rams son definitivamente el equipo a vencer en la Conferencia Nacional, aunque cayeron ante Saints (otro equipo poderoso) tienen una de las armas más letales: el corredor Todd Gurley.

La franquicia que logre descifrar cómo parar a este joven que lidera las yardas por corrida en la NFL, con 868, además de 12 anotaciones (y otras cuatro por pase), podrá llevarse el título de héroe.

Su entrenador Sean McVay ha hecho poesí para atacar al contrario, por eso Los Ánegeles Rams tiene la marca que tiene.

Sin duda Seattle les dará problemas pero Rams no dejará de ir una victoia más y estarán en el Estadio Azteca en un partido, casi, de Super Bowl, en el que enfrentarán a los Kansas City Chiefs (8-1), quienes esta semana tienen ´pichón´ ya que van contra Arizona Cardinals (2-6).

NOTITA AL PIE

Qué dolor y que karma para Dez Bryant. El excowboys apenas había firmado el lunes pasado con los Saints de Nueva Orleans por lo que resta de la campaña 2018, pero el viernes anterior sufrió una lesión en el tendón de Aquiles en su segunda práctica con el equipo, que lo deja fuera de acción por el resto del año.

Bryant quedó como agente libre tras ser liberado por Dallas y, pese a realizar entrenamientos con Baltimore y Cleveland, espero por una nueva oferta.

Por ahí hay algunos fans de Cowboys que lo llaman mercenario y de ahí que ahora casi festejen su lesión. Al final es una pena que un jugador pase por este tipo de situaciones.

Sigue leyendo...
Volver arriba