OpiniónMonterrey
Más del autor

Razones para creer en Dios

El Huajuco, sustentabilidad Vs. negocio

Pa´ que no se "atonten"...

México y el Trade War EUA-China

Cuando el traje es alquilado

Cuando el tiempo se detiene

Las ´pejementiras´

Adultos mayores activos


"Hallazgos recientes en el campo de la neurociencia han demostrado que el cerebro es mucho más flexible y adaptable de lo que pensábamos. Estos hallazgos nos indican que ambos lados del cerebro se integran mejor durante la edad madura, lo que facilita y multiplica la creatividad del individuo". 

Esto se basa, nos dice el Dr. Gene Cohen, en los estudios del Dr. Robert Cabeza de la Universidad de Duke, quien asegura que los cerebros saludables tienden a compensar cualquier deterioro causado por la edad expandiendo su red neuronal a ambos hemisferios del cerebro.

Hace tiempo recibí un excelente artículo, que compartí con ustedes, y lo vuelvo a hacer, pues debemos de estar conscientes que los adultos mayores tenemos un potencial importante de creatividad. En este artículo, el Dr. Gene Cohen nos relata sus aventuras emprendedoras que inició al cumplir 50 años de edad. Nos relata que después de trabajar como geriatra por 20 años y siendo director del Centro de Envejecimiento, Salud y Humanidades de la Universidad George Washington, decidió "inventar" juegos para personas mayores. 

A sus amigos les llamó la atención su cambio de enfoque, que para ellos implicaba dejar de usar el lado izquierdo del cerebro, su parte analítica y lógica, y usar el lado derecho del cerebro, su parte creativa.  Pero él les decía: "Ahora estoy usando ambos lados de mi cerebro para crear nuevas oportunidades para mí".

La esencia de por qué sucede esto está en la primera parte de este mensaje. Lo cual implica un shampoo de cariño para los muchachos de la edad. Me gustaron otros comentarios en su artículo: "La edad también parece mitigar ciertas emociones negativas; en estudios cerebrales, los adultos mayores han mostrado menos evidencia de miedo, ira y odio que los jóvenes... los adultos mayores somos menos impulsivos y menos proclives a los pensamientos negativos".

Pero no debemos olvidar lo que la sabiduría  popular y muchos estudios confirman: la teoría de que si no usas el cerebro lo vas a perder. Efectivamente, debemos no solo usar nuestro cerebro, sino fortalecerlo mediante ejercicios que nos ayuden a aumentar la potencia, el ingenio, la claridad en el modo de pensar y la parsimonia cerebral durante el proceso de nuestro envejecimiento.

¿Qué nos recomiendan los expertos, que nos recomienda Gene? 

1.- El ejercicio físico: en especial los ejercicios aeróbicos, sí, esas actividades rítmicas realizadas en forma continua, que ponen a trabajar a todo el cuerpo. Esto ayuda, asegura Gene, a aumentar el flujo de sangre al cerebro, la producción de endorfinas, la mejor filtración de los productos de desecho cerebrales y un incremento de la concentración de oxígeno en el cerebro.

2.- Nos recomienda hacer ejercicio mental: "El cerebro es como un músculo, si lo usas se fortalece y si lo dejas en reposo se pondrá flojo". ¿Qué nos recomienda?: "primero, busca algo que te guste y te resulte desafiante, por ejemplo bailar, jugar juegos de cancha, tocar instrumentos musicales, realizar crucigramas, aprender un idioma extranjero y leer." Pero sobre todo hay que practicar, practicar y volver a practicar añadiría yo. Gene nos dice sobre esto: "las personas mayores que realizan crucigramas cuatro veces a la semana tienen un 47% menos de riesgo de demencia senil, en comparación con quienes solo lo hacen una vez por semana". Yo les recomiendo hacer cinco juegos del Sudoku por semana.

3.- Nos recomienda establecer una fuerte red social, cuanto más si esa red social es una familia que lo aprecie y quiera. Gene nos comenta: "La gente que mantiene muchas relaciones sociales durante la segunda mitad de su vida, tiene mejor presión sanguínea, corre menor riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y disminuyen la ansiedad y la depresión... la edad madura es una época de nuevas posibilidades y el proceso de envejecimiento puede estar plagado de experiencias positivas. La clave está en reconocer nuestro potencial, en nutrirlo y en desarrollarlo". 


Volver arriba