Agenda legislativa morena


La cuarta transformación de México pasa por el poder legislativo. AMLO delineó la agenda legislativa que deberán empujar sus diputados y senadores; en ella va el cumplimiento de algunas de sus propuestas de campaña.

AMLO marcó la agenda legislativa que empujará con el apoyo de su bancada legislativa y así concretar la transformación.

Entre las prioridades del próximo Presidente está la reforma a la reforma educativa. El gremio magisterial se volcó a su favor; contra el SNTE y sin la influencia de Elba Esther Gordillo, el magisterio castigó a la mal llamada reforma educativa de EPN que sólo fue una reforma punitiva para ellos.

López Obrador, con buen oficio, despresuriza un sector de alta volatilidad política e influencia en las redes sociales, gana al menos un año de gracia con los profes.

La estrategia es adecuada, cumple sus promesas de campaña y sosiega a un gremio que en este momento no es controlado por el SNTE, la CNTE o el liderazgo de la Teacher, aunque todo augura que será ella la beneficiada del actual río revuelto.

La reforma política también estará en el centro del debate. Definida como la reforma contra la corrupción, el robo de gasolina y el fraude electoral, esta propuesta conlleva la transformación de las instituciones de gobierno.

Si van a fondo, las modificaciones impactarán más allá del Código Penal, en legislaciones como la del servicio público de carrera y la legislación electoral.

La corrupción despertó la ira e indignación del pueblo, factor aprovechado por AMLO a través de las redes sociales. Ahora, el reto es lograr que este cáncer desaparezca, cualquier indicio de permanencia y la repercusión puede derrumbar la imagen presidencial, pues diferente a otros gobiernos, en el caso del próximo Presidente de México, la confianza otorgada a Morena, sus aliados y candidatos, se centra en AMLO.

Agregue a las reformas, la gratuidad de la educación en el nivel de licenciatura o carrera profesional. La propuesta no es socialista o comunista, en Europa hay países donde la educación superior es gratuita y considerada como un factor de movilidad social.

Ésta –como las propuestas anteriores– no será fácil de votar, aunque el Presidente tenga la mayoría en el Congreso, la razón es que hay muchos intereses legítimos que se ven afectados.

Tomemos como referente la educación superior en Nuevo León, hoy la Universidad Autónoma tiene colegiaturas elevadas, de las más altas del país; la razón es que el presupuesto federal y local autorizados no cubren los requerimientos institucionales. 

Para lograr la gratuidad en el servicio educativo universitario se requiere poner a trabajar las horas por las que cobran los maestros universitarios y restarles el privilegio actual donde imparten menos horas clase que las cobradas.

La repercusión lleva al despido de gran cantidad de maestros contratados por honorarios en la UANL. Sin olvidar que la medida llevará a la quiebra a instituciones educativas de prestigio que hoy viven gracias a la exclusión que hace la universidad pública con sus exámenes de selección.

Sirva este ejemplo para ilustrar que la reforma puede producir un efecto dominó que afecte a la sociedad y en particular a un grupo social que votó por AMLO.

Hay otras reformas populares que serán aplaudidas por el pueblo, como quitar a los expresidentes las pensiones y la revisión al salario mínimo.

Sin embargo, entre la docena de propuestas no encuentra este opinador aquellas de gran calado que impliquen una cuarta transformación del sistema político mexicano, esperemos aquellas otras que complementen las reformas expuestas.

Para lograr la cuarta transformación se debe revisar la relación Estado-sector productivo, la ley laboral, la seguridad social de los trabajadores, revertir el desgaste en las instituciones democráticas, de gobierno y de las que protegen el patrimonio nacional en favor de los mexicanos en temas como la explotación de las minas, el recurso energético y otros que son estratégicos.

La cuarta transformación debe ser más que las 12 ordenanzas de la ley de AMLO.


Volver arriba