Año clave para el Tec de Monterrey


La temporada de 2019 será muy importante para los Borregos Campus Monterrey y su coach en jefe, Carlos Altamirano. 

Tras los cambios que hizo en su staff de entrenadores y los jugadores que trajo para reforzar prácticamente todas sus líneas, el conjunto de azul y blanco está más que obligado a repetir en la Final y buscar como nunca el título de la Conadeip.

Estamos conscientes de que no son dos campañas completas para el coach Altamirano, ya que en la primera de ellas llegó iniciado el torneo, pero el año pasado se le dio el apoyo para realizar su trabajo y tuviera en el roster y su staff lo que requería para ser Campeón, lo cual a final de cuentas no se consiguió. 

Ahora el panorama no es el esperado, ya que los rivales también se reforzarán buscando el campeonato, porque no me vaya usted a decir que en la UDLAP no están preocupados, o que Borregos México no quiere el título, todos, así como lo oye, todos presentarán un mejor roster y eso dificulta más el camino.

Recordemos que Borregos Monterrey perderá a cerca de 15 jugadores por elegibilidad, entre ellos lineros como Max González y Soto, además de receptores de la calidad de Leo Magallanes, por lo que el reclutamiento del coach Altamirano, mismo que ya inició hace semanas, tiene que ser muy específico.

El reto ahí está, ser Campeones, porque si me apuran desde aquel Tricampeonato de los Aztecas, el ITESM Monterrey no se pasaba tantos años sin un trofeo en sus vitrinas, y por el momento ya son tres años sin levantar la corona.

ME GUSTA BUENDÍA

En los próximos días, la UNAM pudiera dar a conocer el nombre del nuevo entrenador en jefe de los Pumas CU, y entre los candidatos que se manejan está uno –que a juicio de un servidor– queda ´como anillo al dedo´ para el equipo felino y es Félix Buendía.

Buendía fue un jugador destacado con los Pumas, capitán en la escuadra, hoy un profesionista joven e identificado con su Alma Mater, pues no sólo es coach del equipo de Contaduría, sino que además también trabaja como docente en la Universidad Nacional Autónoma de México, de ahí que cuenta con ambos perfiles: el académico y el deportivo.

Su carrera dentro de la UNAM es limpia, sus conocimientos son frescos y se ha preparado para ser un coach élite, además de no tener ninguna relación con el staff anterior, lo que le da un ´plus´ muy importante para lo que hoy buscan las autoridades de la institución. 

Claro que hay más opciones como Ulises Gutiérrez y Pavel Toxqui, nada malos por cierto, pero un servidor por el momento se inclina del lado del joven entrenador Félix Buendía, todo un ´puma de corazón´.


Volver arriba