ASÍ SON ELLOS


Hace unos días, para ser exactos el viernes que Tigres se enfrentó a los Siempre Auténticos, un buen amigo experto en el tema del futbol americano me daba la mejor definición de un equipo que hoy milita en este bello deporte y me decía: "No van a cambiar, porque así son ellos, como quieres que cambien". 

Y cuánta razón tiene, uno no puede hacer que otra persona, institución, programa o como usted le quiera llamar enderece su rumbo o modifique su actitud sin antes estar convencidos (y con evidencias claras) de que no están en lo correcto.

La primera regla que uno aprende cuando quiere trabajar en equipo, ya sea en un grupo, empresa, institución o dónde haya involucrados más de una persona es a saber decidir en mayoría y acatar las condiciones o acuerdos a los que llega esa misma mayoría. 

Si no estamos dispuestos a trabajar bajo estas reglas difícilmente podremos convivir con los demás, porque siempre nos toparemos en que lo que uno piensa es ley, y a decir verdad la vida no es así.

De tal manera que si la intención es que a futuro las cosas cambien para BIEN DE TODOS, lo primero debe ser que uno cambie y se juste a las condiciones o reglas que la mayoría ha decretado o pactado en un determinado momento, si no olvídense esto seguirá igual.

SEGUNDA OPORTUNIDAD: ELLOS NO QUIEREN JUGRAR CONTRA LOS TEC´S Y NO CAMBIARÁN

Una de las preguntas más recurrentes en esto del futbol americano estudiantil es ¿hasta cuándo vamos a ver a las dos Ligas unidas? El tema lo hemos abordado infinidad de veces, pero cada que pensamos que esto ya está cerca surgen situaciones que echan por la borda todo, peor aun cuando a quienes se oponen a la reunificación les dan argumentos para que digan NO. 

Así es, este año, después de dar dos pasos para adelante dimos uno para atrás y tal parece que el panorama para 2019 será aún más complicado. Por qué lo decimos, es muy simple, el principal argumento que tienen esas instituciones o los coaches que se niegan a competir con los Tec´s, es especial con el Campus Monterrey, es el mismo, que toman jugadores, ojo toman, no piratean, para que no nos pongan palabras que no usamos. Bajo esa idea que a la vez la tienen en papel y con ejemplos claros, ¿dígame usted, cómo podemos pensar en una reunificación?

No hay forma alguna de convencer a los coaches que siguen votando en contra, ellos se defienden diciendo que estos casos no son nuevos, datan de los noventas, y mire que con los datos en la mano matan cualquier posibilidad de defender a los que sí quieren una reunificación.

Y todo tiene un origen, y no es que estén en contra de todos los conjuntos que compiten en la Conadeip, su mira es una nada más, no quieren jugar contra el Tec de Monterrey, así de sencillo. Sus argumentos tendrán, y valederos como cualquier otro, por lo que el único camino en sentarse a platicarlo y poner las propuestas de ambos lados sobre la mesa para llegar a acuerdos importantes, pero que TODOS los respeten y luego de salgan excusas tan simples que nadie se las cree. De otra manera seguiremos así, con dos ligas y duelos amistosos entre una y otra organización.

TERCERA OPORTUNIDAD: CADA INSTITUCIÓN TIENE SUS PRESPUESTOS

Otro tema que pone en una clara diferencia entre un programa deportivo y otro es sin duda los presupuestos que sus autoridades les otorgan a sus equipos representativos por año. 

Es lógico que no son los mismos de una institución a otro, por lo que aquellos que cuentan con más recursos tienen cierta ventaja sobre los que manejan un recurso más limitado, en algunos de los casos muy limitado, de tal manera que para los mismos entrenadores esto se convierte en una competencia poco equitativa y en ocasiones hasta problemática.

Por qué lo señalan así los coaches, muy sencillo, los de pocos recursos muchas veces se tienen que conformar con ofrecerles a sus muchachos una beca de estudios y si acaso uno a máximo dos comidas, hablar de pagarles renta es difícil, por lo que recuren nada más a jugadores de la localidad. 

Otras, por el contrario, manejan presupuestos mucho mayores y junto con la beca de estudios (misma que puede extenderse hasta la maestría) también la agregan su comida, el hospedaje, en ocasiones compartiendo con varios compañeros el cuarto, dos o hasta tres comidas al día, ropa deportiva y un beca de sustento que puede ser muy jugosa, entro otros puntitos más lo que hace que el chavo y el padre de familia no lo piensen dos veces que opten por irse a jugar a dicho programa deportivo.

Eso se entiende, y los mismos coaches y directivos saben, pero no deja de ser un problema para esas escuelas que manejan presupuestos muy bajos, quienes se tiene que conformar con los jugadores que les llegan, y si por ahí alguno de ellos tiene aptitudes para sobresalir en la liga, cuidado porque de un momento a otro puede emigrar y no hay quien puede detenerlo. Así que esa posible paridad o equidad que se desea, no es posible lograrla mientras haya una diferencia abismal entre las mismas instituciones, independientemente de que se hagan grupo o conferencia, a final de cuentas, el que tiene dinero se lleva lo mejor.

CUARTA OPORTUNIDAD: SIEMPRE DEFENDER ESE DERECHO

Un comentario que recibimos vía redes sociales y que en repetidas ocasiones lo hemos manejado en este espacio o donde colaboramos es el DERECHO a expresar nuestra opinión y a la vez respetar lo que otras personas expresan sobre un tema o nuestra persona. 

Lo traemos a la mesa, porque de nueva cuenta nos topamos con gente que intenta limitar o coartar ese derecho inalienable que tenemos como seres humanos. 

No señores, ni lo intenten, el derecho a la libertad de expresión es sagrado, y lo defenderé a capa y espada, el mío y el de mis compañeros, si no les gusta tienen también su derecho a réplica, a exponer sus puntos de vista, a defender su posición, pero nunca a decir que no podemos hablar o escribir con toda libertad.

Por favor, no se equivoquen, los periodistas no son porristas, no les pueden decir que si van a hablar sólo sean cosas buenas, si no mejor no lo digan. 

De eso no se trata esta profesión tan bonita, sino de lograr una sociedad más justa, con valores, responsable y donde la libertad de expresión es fundamental. Así que olvídense de andar diciendo o publicando esas ideas, por el momento no queremos exhibirlos, pero si insisten tendremos no sólo que publicarlo, sino también acudir ante las instancias correspondientes a pedir una explicación al respecto. Espero haya quedado claro.

Volver arriba