¿Audiencia? ¡Toma tu audiencia!


Tremenda dosis de ‘ubicatex’ es la que ayer le dio al “Bronco” el presidente electo López Obrador...

Sí, AMLO en efecto concedió por fin audiencia a Jaime Rodríguez, pero en clara señal de ‘calmao’ que aún no te mereces más’, el encuentro fue significativamente breve: no duró más de 10 minutos... 

Además, lejos de darle un status de ‘personaje importante’ y atenderlo en un salón privado o buen restaurante, lo tuvo sentadito en una mesa de las de de comida rápida afuerita de la llegada nacional del Aeropuerto Internacional Mariano Escobedo, terminal A... ¡Toink!

Ahí le va cómo estuvo: ya ve que luego de andar de insolente, el gobernador nuevoleonés se apersonó en la última reunión de la Conago, y muy mansito anduvo cazando al presidente electo hasta que pudo decirle que a ver si platicaban cuando visitara Nuevo León, a lo que López dijo, muy cortés, que sí...

Pues aprovechando el compromiso, “El Bronco” se lanzó ayer a recibir a AMLO al aeropuerto, con la esperanza de que lo acompañara de vuelta –medio forzadamente– o para buscar amarrar algún encuentro más formal...

Total, cuentan los testigos que cuando se topan, Jaime le dice que a ver si le concede un espacio durante su visita, a lo que el presidente electo responde –con ese largo colmillo que lo caracteriza–, “pues mejor de una vez aquí, ya que mi agenda está muy apretada”. ¡Sopas!

Y claro, así López restringió el encuentro a un breve intercambio de palabras, en un lugar sumamente informal y a la vista de todos –pa’ que luego no le inventen compromisos– y acto seguido huyó cual gacela con su propia comitiva, sin darle opción al “Bronco” de darle ‘ride'... ¡Tómala!

Claro que, según nos cuentan, pa’ no salir con las manos vacías, Jaime Rodríguez esperó la llegada del próximo secretario de Educación, Esteban Moctezuma, y a ese sí se lo llevó en su camioneta... 

Con lo que no contaba Rodríguez es que ahí también iría Judith Díaz, próxima vicegobernadora, perdón, delegada federal para Nuevo León, o sea que Jaime se tuvo que cuadrar y ponerse a platicar con la mujer que tendrá el puesto que antes criticó fuertemente ¡A apechugar, “Bronco”!

***

Por cierto, vaya que ayer le llovió sobre mojado a Jaime Rodríguez, porque luego de la elegante ‘humillada’ que le dio el presidente electo, el día lo remató una fuerte abucheada que le dieron los maestros en el evento donde acudió Moctezuma en la UANL... ¡No le digo!

Se escuchaba en los maestros que lo único que esperan del “Bronco” es... ¡que se vaya! ¡Uuuups!... Y conste, no es que le tengamos mala fe a este gobernador, pero solito se ha ganado a pulso que le pasen todas estas incidencias... ¡Ni hablar!

***

Ah, y en más de la visita de AMLO, le cuentan a Protágoras que la gente de Pedro Garza, excandidato del PAN a Guadalupe, cayó de sorpresa a protestar al evento de la Caintra, tratando de que los viera el presidente electo en su manifestación...

Nomás que, obviamente, los empresarios y socios de la Caintra los conminaron a que se retiraran, porque, les hicieron saber, “el evento no era para eso”... ¡Y los panistas se tuvieron que retirar!

Eso sí, Pedro Garza se quedó, con la intentona de que en algún punto lo escuchara López Obrador, por lo que se acercó a la gente de Morena a pedir audiencia...

Pero, según nos cuentan, los de Morena –entre ellos Dionisio Herrera Duque– le contestaron a Garza: ¿y dónde estabas tú cuando a Morena le quitaron dos diputados en el Congreso local, asunto ante el cual el PAN no dijo ni pío? ¡Sopasss!

***

En más de los chismes de lo ocurrido en la Caintra, supimos que el empresario deportivo Pepe Maíz anduvo buscando la oportunidad para acercarse al presidente electo, y ya cerca de la camioneta lo alcanzó, se tomó una selfie con él, y luego le regaló un par de camisetas de los Sultanes, en espera de que el apoyo al beisbol crezca en el país... ¡Órale!

Volver arriba