Babe Ruth viene a batear a México


Ramón Bragaña hizo su wind-up normal, o sea, levantó los brazos, llegó a posición de set a la altura de la cintura, se impulsó para hacer su lanzamiento... y una bala prácticamente cruzó el pentágono, dejando trenzado en el swing el cuerpo del gran bambino Babe Ruth, como dirían los viejos comentaristas deportivos: "Se le hicieron las piernas de charamusca".

La rabia, hasta esos momentos contenida de Bragaña, empezaba a mostrarse con la fuerza de sus lanzamientos contra el blanco Babe Ruth. Le había hecho cuatro envíos y en todos había fallado el gran bateador.

Jorge Pasquel en sus primeros años fue lanzador, a Babe Ruth -George Herman Ruth- lo habían  traído desde Nueva York para que bateara sus últimos jonrones, y Ramón Bragaña lo estaba haciendo quedar mal... ¡y cómo no!, si era el mejor pitcher de la Liga Mexicana en toda su historia, y el desprecio de los directivos de Grandes Ligas sobre los jugadores de color para que no jugaran en la gran carpa, sobre el supuesto ´pacto  de caballeros´ lo irritaba, y era obligado que el representante del beisbol grande pagara por ellos y quedara en ridículo.

Ernesto Carmona, otro fundador de la Liga Mexicana, enfrentó a Ramón Bragaña y le pidió la bola... pero hagamos un alto y vayamos a una parte de la columna de nuestro amigo Tomas Morales, uno de los grandes cronistas... Ramón Bragaña, y Ernesto Carmona eran grandes amigos.

Escribió sobre este tema lo siguiente:

"Fue el 30 de mayo de 1946 cuando el Parque Delta fue escenario de uno de sus mejores días, al ser presentado al público, que hizo una entrada de boletos agotados, al que fuera máximo jonronero en la historia de Ligas Mayores, el formidable Babe Ruth.

"Amargado con las Ligas Mayores porque no le habían dado el puesto de manager de algún equipo, Babe Ruth aceptó la invitación de Jorge Pasquel para estar unos días en la Ciudad de México en un momento en que la Liga Mexicana estaba en guerra contra la gran carpa, al quitarle el magnate veracruzano a varios de sus jugadores importantes, pagándoles mejores sueldos. Pero cuando todo pasó uno llega a pensar que la mejor contratación que hizo Pasquel fue la de haber traído a Babe Ruth por esos días.

"El día de la presentación, 30 de mayo de 1946, fue el mejor día para Jorge Pasquel, ya que al ser presentado Babe Ruth, salió al terreno acompañándolo... y el público lo recibió con una de las más grandes ovaciones que se hayan visto en toda la historia del Parque Delta".

"Los días de gloria de Jorge Pasquel: ¿Sabía usted que fue dueño de los Industriales de Monterrey (hoy Sultanes) hasta 1948 y parte de 1949?

"Ruth y Pasquel se pasearon por el diamante de un lado a otro de las tribunas principales y las primeras del graderío de Sol, con Ruth y Pasquel agradeciendo el gran entusiasmo de los aficionados.

"Ese día iban a jugar los Azules del Veracruz de Pasquel contra Alijadores de Tampico que manejaba Armando Marsans, un timonel cubano que había tenido una carrera en Ligas Mayores, y llegó a jugar varios partidos contra Ruth.

"Es difícil que Ruth se haya acordado de Marsans, ya que incluso a los jugadores de su propio equipo los llamaba solamente ´kid´ (Muchacho), porque el Babe casi nunca recordaba los nombres de los demás peloteros.

"Ese día hubo lágrimas de alegría en las tribunas por tener en el campo del Delta, tan cerca, al más famoso de los jonroneros. En aquel 1946 tenía Ruth ya 51 años de edad, estaba gordo y había comenzado la lucha contra un problema de cáncer en la garganta, que lo llevaría a una muerte prematura en 1948, dos años después".

Hasta aquí el gran Tomás Morales.

Carmona empujó prácticamente a Bragaña a la caseta, mientras que el ya veterano Alberto Romo Chávez se subía a la lomita y con una sonrisa de complicidad que entendió Babe Ruth, le pasó tres bolas de práctica.

Al cuarto lanzamiento, el bateador Ruth puso la pelota detrás de las gradas del estadio, enloqueciendo a la multitud, y así lo hizo en tres ocasiones, armando el gran barullo de los aficionados que presentes... no creían que el hombre que estaba en esos momento en la caja de bateo batearía sus tres últimos jonrones de su vida, y menos que sería en México.

Mientras en la cueva del equipo de Pasquel, se liaban a golpes Bragaña y Carmona, sacando la peor parte, Bragaña... él no sabía que Carmona había boxeado en su juventud.

Concluye nuestro compañero Tomás Morales (QEPD):

"Jorge Pasquel se molestó tanto por el comportamiento de Ramón Bragaña, por haberle tirado tan fuerte a Ruth en la exhibición de bateo, que antes del juego lo quitó de manager del equipo y puso en su lugar a Mickey Owen.

"Después de varios días en México, poco más de una semana, Babe Ruth regresó en avión a Nueva York acompañado de su esposa Claire y una pareja de amigos.

"Para noviembre de ese año (1946), Ruth ingresó en el French Hospital de Nueva York para someterse a pruebas, que revelaron que tenía un tumor maligno inoperable en la base del cráneo y en el cuello, esto corresponde a un tipo de cáncer. La enfermedad era una lesión conocida como carcinoma nasofaríngeo".

SU ÚLTIMA PRESENTACIÓN EN EL YANKEE STADIUM

El día 16 de agosto de 1948, a la edad de 53 años, Babe Ruth perece en el hospital mientras dormía, completamente acabado por el cáncer. Pronto la autopsia demostró que este había brotado de la nariz y la boca, y se había extendido por gran parte del cuerpo.

Babe Ruth nos hizo felices con su presencia, con sus batazos y no me cabe duda que fue el mejor momento de Jorge Pasquel en sus 12 años como el gran jefe de la Liga Mexicana, compartiendo con Babe Ruth la gran ovación.

El drama también se viste a veces de beisbol, y siguen siendo COSAS DEL BEISBOL... ¿no cree usted?

Volver arriba