Monterrey
Ana Cristina de la Garza Montoya
Healty Cristy

¿Belleza vs Salud?


¿Qué es belleza?, aquella palabra comúnmente utilizada como adjetivo para describir a alguien atractivo, de buen ver, notable por su hermosura. Belleza, palabra que con los años se ha ido distorsionando, cambiando su significado por uno que deja atrás la salud. Belleza, palabra que hoy en día nos encapsula en una lista de objetivos superficiales e inalcanzables. 

La belleza no debería de medirse por el tamaño de tu cintura o el espacio entre tus piernas; tampoco se trata de un número en la báscula o un porcentaje de grasa. La belleza se ha definido tantas veces, de tantas maneras, convirtiéndose en algo complicado y confuso, cuando la belleza es simple. 

La belleza es felicidad, es salud.  ¡Son los momentos en los que nos sentimos vivos! 

Si me preguntas, los momentos en los que me he sentido más bella, no tienen nada que ver con los momentos en los que mi cabello esta intacto, ni siquiera recuerdo si traía o no maquillaje, tampoco si me veía delgada en esa blusa. 

Más bien, son esos momentos en los que la belleza se deriva de la felicidad de sentirte bien y no de la apariencia. Momentos en los que no te duele la cabeza y puedes disfrutar de una buena plática con tu abuelita un domingo por la tarde; puedes darte cuenta de cómo la belleza te rodea, cómo fluye de las palabras de tu ser querido a tus oídos, o cómo se encuentra en las historias que te comparten. 

O cuando estás viendo una obra de teatro o una película y al terminar quedas tan emocionada que te dan ganas de aplaudir. La belleza se disfruta cuando te sientes bien, cuando puedes estar ahí.  Cuando no piensas dos veces antes de arrancarte corriendo para sorprender a una amiga. Cuando el ejercicio es parte de tu vida y salir a caminar a Chipinque es una excelente oportunidad para disfrutar de las montañas y no un reto insuperable. 

Cuando no te detienes a pensar si puedes o no cumplir tus tareas del día; si llega a cruzar por tu mente la pregunta: “¿Tendré suficiente energía?”… necesitas un cambio. Te comparto 5 consejos fáciles para poco a poco ir logrando ese cambio:

Cuida a tu cuerpo, elige tus alimentos con calma y trata de ir un poco más allá, elige los nutrientes que le hacen falta. 

Toma agua, no te esperes a sentir sed, simplemente toma agua. Todos los días. Ve por esos 2 litros diarios. 

Haz ejercicio, no olvides la importancia de permanecer activo, tu cuerpo te lo va a agradecer eternamente. 

Medita, bríndale al día y a ti mismo un momento para dar las gracias por el “aquí” y el “ahora”. Muchas veces agradecer algo hace que aprendamos a apreciar aún más. 

Disfruta, uno de los placeres de la vida es comer. ¿Quién dijo que comer saludable es lo mismo que comer aburrido?

Recuerda, belleza es salud. Es disfrutar tus alimentos, y a aquellos que te rodean.

Es ser feliz. Es estar vivo. 

Be Healthy. Be You. 



Sigue leyendo...
Volver arriba