Breve digresión sobre la consulta perdida


El 17 de marzo publiqué "¿Corredor de Movilidad Sustentable?" (https://bit.ly/2JPBu4C), esa columna trataba sobre el corredor de movilidad sustentable Constitución-Morones Prieto, el número de votos necesarios para que fuese vinculante (40% del listado nominal) y del reto que se impondría a los sujetos obligados si resultaba positiva. 

Mi postura al respecto: bienvenida la consulta. Mi expectativa: casi imposible conseguir el número de votos necesarios para que se convirtiera en vinculante. Área de oportunidad: el ejercicio democrático, la consulta, en un tema fundamental para la ciudad. El reto: expresar adecuadamente la idea del corredor sustentable. Plazo: largo. Recursos: muchos. Motor de cambio: la ciudadanía.

Bueno, pues resulta que hace unos días la sala regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación falló a favor del Partido Revolucionario Institucional y ordenó a la Comisión Estatal Electoral la cancelación de la consulta. A partir de ahí he escuchado de todo: ganó la ciudadanía, un fallo acertado, ganó el no, se hizo justicia... Quienes tuvimos el fallo en nuestras manos pudimos ver con claridad el motivo de la lucha jurídica: vil política partidista en época de elecciones. Nada que ver con el río y mucho menos con su futuro.

¿Quién ganó en realidad? Ganó el promotor de la consulta, ganó el partido que se opuso jurídicamente y obtuvo un fallo favorable a sus intereses, también ganaron los sujetos obligados (los municipios). Vamos, ganó la partidocracia.

¿Quién perdió? El río y la movilidad sustentable. Dos temas huérfanos, sin dolientes, sin presupuestos, sin motor y sin nadie que quiera encabezar tan deseables proyectos. ¿Quién más perdió? Todos los que vivimos en el Área Metropolitana de Monterrey. ¿Acaso alguien cree que de motu propio alguna de las autoridades relacionadas se va a echar encima esas tareas? Yo creo que no, de hecho, creo que respiraron aliviadas cuando conocieron el fallo del Tribunal.

¿Qué perdimos? La oportunidad de meter en la agenda de gobierno un tema que ningún candidato asume, ningún gobierno quiere. ¿Exagero? No creo, la canalización originaria y sus vías paralelas fueron concebidas cuando la idea de la sustentabilidad no existía (1950, cuando era gobernador Ignacio Morones Prieto) y después, ¿qué? El fallido proyecto "Parque Lineal Río Santa Catarina" (2006), la reconstrucción después del Huracán Alex (2010), los nuevos puentes sobre Morones Prieto (Guadalupe y San Pedro). ¿En alguna de estas iniciativas estaba la idea de la sustentabilidad? 

¿Qué sigue? Aprender del proceso y entender que este tipo de mecanismos son para que los deseos de la ciudadanía se expresen en las agendas de gobierno, el objetivo es la formación de agenda de gobierno, la agenda de medios sólo es un paso intermedio, no un fin. Meter un tema en la agenda de medios no es fácil, pero tampoco imposible. Lo que sí es difícil, a veces imposible, es que un tema ciudadano entre a la agenda de gobierno y eso significa: leyes, reglamentos, presupuestos, estructuras organizacionales y gasto de capital político. Lo demás es humo.

Un comentario final. Los ciudadanos no están obligados al expertise, para eso se eligen los gobiernos. Los funcionarios electos reciben mandatos de la ciudadanía, la administración pública debe materializarlos. Las consultas sirven para agregar y expresar de forma clara y concreta lo que los ciudadanos quieren. El como corresponde a los gobiernos electos.

Para recordar, ¿qué es un corredor de movilidad sustentable? 

En la componente hídrica: más agua, más vegetación, más fauna, menos impactos negativos producto de eventos meteorológicos extraordinarios. En la componente de movilidad: menos autos de combustión interna, menos emisiones, menos gases de efecto invernadero, menos ruido, más transporte público, más medios no motorizados, menos hechos de tránsito, menos heridos y muertos en hechos de tránsito.   


Volver arriba