Brexit y el impacto local


Dice el refrán que: “pasado el tranco, olvidado el santo”. Somos muy aficionados a olvidar con rapidez situaciones desfavorables, pueden ser económicas, sociales o políticas, sin obtener a cambio el aprendizaje que con lleva el evento vivido, un ejemplo bastante claro es lo acontecido hace una semana a más de 8,000 kilometros de distancia y que como tsunami impacto en costas mexicanas.

• Ya han corrido ríos de tinta para tratar de explicar si la salida de Bretaña de la Unión Europea puede impactar en la economía local, la respuesta la vimos casi de inmediato, al observar con impotencia como el dólar iba alcanzando niveles históricos. Somos una economía globalizada, para bien y para mal, nos ayuda favorablemente el poder colocar nuestros productos nacionales en estanterías comerciales a lo largo del mundo, también es positiva la globalización al recibir en nuestras tierras inversiones de cualquier parte del mundo, México es un lugar atractivo para invertir, pero cualquier infortunio nos influye rápidamente, casi siempre bajando el precio de las acciones que cotizan en Bolsa e incrementando la paridad cambiaria.

• Lo acontecido en el Reino Unido en realidad no debería de asombrarnos, cuando entre sus muros y calles se gestan más de siete siglos de batallas entre estos y los países europeos, simplemente y sin irnos tan lejos hace poco más de un siglo un asesinato en Sarajevo de un heredero a la corona Austro-húngara, dio como resultado una cruenta y violenta guerra entre estos mismos países, la llamada Primera Guerra Mundial, que algunos historiadores no le ponen número de primera y segunda, sino la Guerra Mundial del Siglo XX. Si a esto le sumamos un sentido demagogo de libertad mal entendida, el resultado es una separación económica que se llevó de bruces al resto del mundo.

• Aunque la economía familiar y empresarial, no debería verse impactada a corto plazo, si tenemos que considerar como desfavorable el incremento de las tasas de interés de corto plazo, motivado por la gran inestabilidad financiera mundial, esto si pudiera de alguna manera afectar en el bolsillo de las empresas y las familias, ya que automáticamente se incrementan la tasa de interés de los créditos a tasa variable como los otorgados por las cadenas comerciales, automotrices y los préstamos revolventes como las tarjetas de crédito. La globalización es un teléfono público abierto a cualquier rincón del mundo, nos abre la comunicación para incrementar los lazos de negocios generando mayor productividad, pero cualquier fallo en la señal la afectación es inmediata.

• La prudencia, la mesura y la visión de largo plazo son factores que los grandes líderes nunca pierden de vista.
Excelente semana.

Sigue leyendo...