Cinco mitos sobre tu estilo de vida


Conforme van pasando los años cada vez hay más información y más descubrimientos que van convirtiendo en mitos aquellas ideas que creíamos como la verdad absoluta. Lo cual es normal y parte del proceso de un desarrollo; sin embargo, el problema es que muchas veces se tardan años en desaparecer aquellos mitos. 

Por lo cual, mencionaré los cinco mitos más populares que escucho dentro del consultorio: 

1.- Comer huevo es malo. Ya es tiempo de superar el mito en contra del huevo, que dice que el consumo del huevo eleva el colesterol. Estudios demuestran que el 25% del colesterol en sangre viene directamente de los alimentos. El otro 75% restante es generado por el hígado, el cual produce mucho colesterol cuando consumimos alimentos altos en grasas saturadas como donas, pasteles y/o pizza (y no huevo).

2.- Es mejor comprar productos que digan “0% grasa” o “light”. Mentira, ya que es necesario incluir alimentos con grasa dentro de nuestra dieta. Además, quitarle a un producto 10 o 50 calorías tiene un precio, si comparamos la etiqueta nutricional de un producto a su versión “light” generalmente la cantidad de ingredientes se multiplica, ingredientes que muchas veces no sabemos ni qué son

3.- Las frutas y verduras congeladas tienen menos nutrientes. La verdad es que las frutas y verduras que no se congelan pasan un largo camino desde el momento en el que se cosechan hasta el momento en el que van dentro de tu carrito del super. Durante este tiempo se liberan enzimas que provocan una pérdida de nutrientes, a diferencia de las frutas y verduras que se congelan recién cosechadas, ya que parte de los nutrientes y minerales son preservados 

4.- Es mejor consumir las frutas y verduras crudas en lugar de cocidas. Hoy en día es común escuchar de aquellas dietas donde los alimentos se comen crudos para no perder los nutrientes. Sin embargo, esta teoría tiene otro lado el cual falta tomar en cuenta y es que el proceso de cocimiento también degrada la fibra, lo que facilita su digestión dentro del cuerpo 

5.- Tienes que pesarte todos los días. No es necesario que todos los días estés viendo cómo fluctúa el número en la báscula, ya que el peso de una persona es influenciado por una infinidad de variables. Si quieres llevar un control de tu peso, pesarte una vez a la semana es suficiente 

Antes de dejar de consumir un alimento o de empezar a adoptar un hábito diferente a tu vida, es fundamental que nos informemos bien. Lo importante es que llevemos un estilo de vida adecuado a nuestras necesidades y que no hagamos cambios innecesarios. 

Be Healthy. Be You. 

Sigue leyendo...
Volver arriba