Como dirían los Cadetes, ´aquí todo sigue igual´


Han pasado más de dos décadas y parece que en nuestro futbol americano estudiantil todo sigue igual que como en los 90, con la misma problemática, el reclutamiento de jugadores que forman parte de un programa y emigran a otro de la noche a la mañana. 

Y no quiero dañar susceptibilidades, pero es la realidad, ese tema parece que nunca tendrá una solución, y ante dichas diferencias, la posibilidad de que algún día se unan la ONEFA y la Conadeip parece más lejana, sobre todo si quienes insisten en reclutar de esa manera lo consideran un práctica justa o legal, mientras los afectados la ven como una manera poco ética y antideportiva que merece ser castigada o al menos regulada.

Nos da lástima ver cómo en más de 20 años y con una gran cantidad de coaches que han desfilado por los equipos que conforman esta Ligas, nadie –pero nadie–, le ha podido poner solución. Esto nos hace suponer que no hay voluntad para resolverlo, que prefieren mostrar su poder a través de la pugna y no la solución, porque tiempo para resolverlo lo han tenido. 

Así que a seguir sufriendo con lo que ambas Ligas nos ofrecen; por un lado, la ONEFA, en donde digan lo que digan tiene su presencia y difusión, pero por desgracia siempre son los mismos finalistas en el Grupo Verde, y por el otro, la Conadeip que tiene muy poco impacto en la afición y sus estadios están casi vacíos, aunque constantemente pregonen que tienen a los mejores equipos. 

Este es el triste panorama; dos Ligas dividas por la misma diferencia desde hace una década y no hay para cuando se resuelva.

LO PENSARÁN MÁS DE UNA VEZ

Con esto de que cada vez que se forma una Selección en categorías como U17 y U19, los jugadores que mandan los equipos de la ONEFA no son los mismos que regresan, tal parece que para la siguiente convocatoria más de una institución pudiera decir ´mejor no los mando, pero aclaro el motivo, antes de que digan que no quise y ya´.

Así es amigos lectores, son constantes las quejas de entrenadores de Juvenil e Intermedia, quienes aseguran que cuando mandan a sus chavos a formar parte de un representativo nacional no faltan los coaches de otras Ligas o instituciones que se les acercan, o ya en la concentración hablan con sus jugadores para convencerlos de irse a su equipo. 

Esa táctica, por más que la defiendan los entrenadores que acuden a dicha práctica es ´a todas luces´ algo poco ético, ya que la institución a la cual oficialmente pertenece el muchacho confía en que respetarán la procedencia de su estudiante, pero no siempre es así, y al regresar les dicen a sus preparadores ´saben qué, me voy a estudiar y jugar a otra escuela´.

Es por ello que si la Federación Mexicana de Futbol Americano (FMFA), que es quien convoca y apoya la formación de este tipo de Selecciones debe cuidar las formas, y mínimo decirles a los coaches y responsables del equipo nacional que eviten a toda costa este tipo de acciones, porque a la larga, o no habrá una Selección o la que manden no representará en su totalidad al futbol americano estudiantil de México, sino solo a una parte de ella, y pudiera ser a la más pequeña.

Volver arriba