Monterrey
Mauricio Reyes Martínez
Finanzas al descubierto

En pie de lucha por el TLCAN

Compras inteligentes


Compra solamente lo necesario, decía el filósofo Romano Lucio Séneca hace más de 2,000 años, y culminaba su razonamiento con la siguiente frase: ‘‘lo innecesario, aunque sólo cueste un centavo, es caro’’. Vivimos en la llamada ‘‘era del consumismo’’ y en una sociedad que subestima el futuro, ante la apremiante necesidad de vivir y aparentar un momento económico que todavía no ha llegado.

• Por eso esa frase de Séneca retumba en los oídos y parece anticiparse a esta vorágine de eventos consumistas que dan inicio esta semana y quiero hacer una precisión amable lector, no pretendo ser un detractor del Buen Fin, el cual considero un detonante de la economía nacional y se ha convertido en la tabla de salvación del país, mi finalidad está centrada en reflexionar en las cosas que necesitamos y que estos días de consumo nos sirvan para realizar compras inteligentes.

• Les comparto tres puntos importantes a valuar esta semana para ese fin:

1.- Comprar activos. La diferencia entre un activo y un gasto es que el primero se conserva y produce un beneficio, mientras que el segundo termina evaporado tan rápido como se compra, quizá ejemplos de activos sea un refrigerador, una sala, un comedor, pero si ese activo genera beneficios aún mejor. Siguiendo con el ejemplo anterior, pensemos en el mismo refrigerador, pero usado en el restaurante familiar, provocando que incrementen los clientes. Ese activo generó beneficios o ganancias.

2.- Descuentos reales. Ya he mencionado en este mismo espacio la importancia de validar que las compras que se realicen en estas fechas hayan sido cotejadas con anterioridad y con otros proveedores, para asegurar que el precio que se pagará por el articulo sea el mas barato. A medida en que se realiza un estudio de mercado más certero y detallado es mejor. Nunca compre por impulso o por creencia.

3.- Dinero en el tiempo. Las tarjetas de crédito y los meses sin intereses son un buen mecanismo para no hacer el pago en efectivo; sin embargo, es importante que la cantidad que se compromete a pagar en los meses posteriores, este definida en el presupuesto familiar. Recuerde que si el pago no se realiza a tiempo, los meses posteriores si cargarán intereses.

• Si no se siente capaz de seguir reglas en sus finanzas personales, lo recomendable es quedarse resguardado en su casa, para evitar la tentación de un gasto innecesario.

• El gasto es un acto individual, muchas veces egoísta, pero con un alto impacto familiar.

• Si no es necesario, no lo compre, aprender a desaprender es la clave de una vida plena y unas finanzas familiares sólidas.




Sigue leyendo...
Volver arriba