Con un nuevo plan de negocios


La LFA continúa con sus cambios enfocados en mejorar y sobre todo, darle solidez a la Liga y sus equipos participantes.

Hoy el panorama parece más alentador al contar con patrocinadores fuertes que se harán cargo de los que requiera la franquicia que eligió y eso permite que los directivos se enfoquen en lo suyo, administrar la Liga de la mejor manera posible, ya que no tienen que preocuparse por aspectos que en 2018 estarán en las manos de los empresarios que creen en este proyecto deportivo.

Con dos años de experiencia, en donde al parecer los fundadores aprendieron de sus errores, la LFA se perfila para tener una campaña interesante y que puede ofrecerle no  sólo a los aficionados un mejor espectáculo, sino también un producto que puede interesarle a más patrocinadores, de donde parte el éxito de la Liga misma.

Por lo pronto, las condiciones administrativas están dadas para que los seis conjuntos que conforman la LFA se preparen lo mejor posible, pues el apoyo económico existe y eso le permite a coaches, jugadores y directivos trabajar con  mayor tranquilidad y no tomar decisiones desesperadas o de último momento.

FUNDIDORES YA SE ALISTA

Quienes ya levantaron la mano para estar presentes en la Temporada 2018 de la LFA son los Fundidores de Monterrey, ahora teniendo como head coach a Israel ´Tito´ González, un entrenador con trayectoria y conocimientos suficientes como  para sacarles a sus jugadores su mejor esfuerzo y capacidad.

Fundidores entrenan en las instalaciones del Club Potros de la Anáhuac y si se da la vuelta a los entrenamientos –que se reanudan a partir de enero– verá las nuevas caras que presentará el conjunto regio, muchos de ellos con experiencia en Liga  Mayor o mínimo con su historial en sus respectivas instituciones,  lo  que  nos permite pensar que será uno de los equipos a vencer en la LFA.

Ahora hay que iniciar con la promoción del conjunto, encontrar un horario adecuado  para sus partidos;  se habla del viernes por la noche que es la tradición, pero hay que saber lo que opinan los rivales, así como el tener sus partidos en el Estadio Nuevo León Unido, que a decir verdad hay que cambiarle por completo la iluminación, si a  eso se le puede llamar luminarias.

Pero hay tiempo para trabajar en estos temas y que así allá por el mes de febrero  los pupilos del entrenador ´Tito´ González salgan al campo y ven unas gradas  llenas y con seguidores que ya comienzan a identificarse con los colores negro y oro de los Fundidores.


Volver arriba