El consejo del díaMonterrey
Más del autor

Aumentar la energía

Ser agradecido

Orar

Ser Resiliente

Administrar el tiempo

Amar a la gente difícil

Relajarse

Dar generosamente


Stephen G. Post, autor de Los regalos ocultos de ayudar, demuestra en un estudio que los comportamientos altruistas se asocian a un mayor bienestar, salud, felicidad y longevidad. La generosidad promueve y mejora las relaciones sociales. Es un principio de salud mental, y podría ser la clave para vivir plenamente.

Por este motivo, te quiero compartir tres consejos para dar generosamente:

1. Da sin esperar nada a cambio:

Da siempre de corazón, por el simple hecho de dar, no porque tengas segundas intenciones y esperes algo a cambio. Es curioso, pero las personas generosas suelen recibir mucho más a cambio de lo que dan. Esto sucede sobre todo cuando dan de forma altruista. Algo sucede, es una ley espiritual, que Dios permite que quien da generosamente pueda sentirse con mayor satisfacción y felicidad, y encima le permite tener más. Su mayor regalo sin duda es la satisfacción de ver a los demás felices y realizándose.

2. Da algo especial para el otro:

Reflexiona en lo que la otra persona quiere o necesita (puede no ser algo material). Quizá ha trabajado demasiado y no se da cuenta de la ayuda que necesita hasta que la ofrezcas. Tu tiempo, energía, atención, palabras y tu apoyo, entre otras, es un regalo que puede resultar muy especial para los demás. Toma tu teléfono y llámale a una persona que quieras impulsar y dale ese elogio que tanto has pensado. Resalta sus virtudes y motiva a que siga haciendo todo eso bueno que está haciendo.

Se cortés con gente desconocida: Ábreles la puerta; ten en tu vocabulario palabras como buen día y muchas gracias; y cede el paso con una sonrisa. En fin, piensa en tus actitudes y conductas como un regalo importante para tu vida y para la de alguien más.

3. Dar no es sinónimo de gastar o perder:

Dar a los demás es de las mejores inversiones que podemos hacer en la vida. Cuando damos hacemos que la gente se sienta mejor y en consecuencia el mundo será mejor. Al dar sumamos en el otro y también en nosotros. Recuerda también ser generoso contigo mismo. No olvides escuchar y atender tus necesidades. Si te descuidas por completo para atender a los demás, no estarás con toda la energía para poder seguir dando con calidad y será muy probable que quedes exhausto y no tengas mucho para dar.

Esta semana no sólo des regalos materiales, se generoso con tus buenas palabras y tu tiempo. Conéctate con tus seres queridos. Deja a un lado tu celular para que puedas ser generoso con tu atención y tu tiempo hacia ellos.

"Si renuevas tu manera de pensar, transformarás tu forma de vivir"

Volver arriba