Decisiones inmediatas


Creo que ya fue suficiente de voltear a ver lo que dice a Donald Trump,  lo que hace y hasta cómo lo hace; en nuestros tiempos nos inculcaron el término de “soberanía” que definido de manera rápida sería la autoridad que reside en un gobierno o estado independiente. Dejemos a ellos lo de ellos, y enfoquémonos nosotros a lo nuestro.

• Leyendo las diversas notas periodísticas que se fueron acumulando tras la toma de protesta del presidente norteamericano, me encontré con una que explicaba los altibajos que tuvo el peso en relación con el dólar. Mencionaba que los picos altos del dólar se dieron cuando Trump en su discurso resaltaba la importancia de defender sus puestos de trabajo y cuando hablo de la importancia de la unidad como país, creo que esas son posturas particulares de un líder de cualquier país. ¿Por qué todo lo vemos con amenaza para un país soberano como México?

• Para ello, creo que mexicano debemos enfocarnos más que asomarnos a la casa del vecino, comenzar a ordenar la nuestra y para lo cuál me enfoco en cuatro puntos fundamentales:

1.- CALIDAD EN PRODUCTOS Y SERVICIOS .- Durante muchos años nuestro país vivió un auge entre la década de los 50 hasta los 70, que empujó al gobierno a incrementar el proteccionismo comercial, las fronteras se cerraron y sólo se podían comprar cosas hechas en México, lo que llevó a que la calidad de estos productos bajaran. Se habla actualmente de volver a impulsar la economía nacional, a comprar sólo los productos fabricados en nuestro país, para generar empleos y bienestar social, lo cual me parece extraordinario, pero debemos de cuidar que la calidad no merme, porque si no, la solución contraproducente.  

2.- CULTURA .- Decía mi abuela, la cultura y la educación se forman en el hogar y es totalmente cierto, regresemos a nuestras casas esa educación, esos valores y principios que debemos de cuidar, si mi padre toma un refresco y luego tira por la ventana el envase vacío, eso significa que yo como hijo lo puedo hacer, la congruencia de esos valores nos deben de atar mas a las cosas que hacemos día con día, eso se traduciría en productividad y honestidad en nuestra nación.

3.- CERO CORRUPCIÓN.- Si somos congruentes en la casa, daremos a México hijos con valores extraordinarios que no se dejarán influenciar, ni tentar por la corrupción. Pienso que el lema deberá ser: “Pensar en México es pensar un mí”, de esta manera el bien colectivo superaría el bien común. 

4.- VISIÓN DE LARGO PLAZO.-  Basta ya de pensar en sólo acciones gubernamentales, empresariales y personales que ofrezcan beneficios de corto plazo, el México que hoy necesitamos debe implementarlas hoy y que los resultados sean congruentes en los próximos cinco, 10 y hasta 20 años. Dice el refrán “Roma no se edificó en un día”, México tampoco. Pero las acciones y decisiones correctas tienen que venir hoy. 

Excelente semana.


Sigue leyendo...