Desórdenes alimenticios


La Universidad de Monterrey invitó hace algunos días a la Dra. Jennifer Thomas a impartir una conferencia sobre ‘‘Las Nuevas Fronteras en los Trastornos de la Conducta Alimentaria’’ y además un taller sobre ‘‘Enfoques Cognitivo-Conductuales para los Trastornos de la Conducta Alimentaria’’.

La Dra. Jennifer Thomas es profesora de psicología y psiquiatría de la Universidad de Harvard, es codirectora e investigadora de Eating Disorders Clinical and Research Program de Massachusetts General Hospital, es investigadora financiada por National Institute of Mental Health y American Psychological Foundation, es editora asociada de International Journal for Eating Disorders, así como escritora del libro Almost Anorexic: Is My (Or My Loved One’s) Relationship with Food a Problem?

Estoy muy agradecida con la UDEM, ya que tuve el honor de ser invitada a entrevistar a la Dra. Jennifer Thomas sobre algo tan complejo como los desórdenes alimenticios. Fue una experiencia sumamente enriquecedora a nivel personal y profesional. Con el mayor gusto les comparto la entrevista con la Dra. Thomas:

En tu libro Casi Anorexia: ¿Mi Relación (o la de un Ser Querido) con la Comida es un Problema?, mencionas que fuiste bailarina pre-profesional, ¿me pudieras explicar cómo esta experiencia impactó tu camino profesional? “Claro! Yo bailaba ballet desde que tenía 11 años, lo tomaba muy enserio. Bailé todo secundaria, preparatoria y me invitaron a bailar con Boston Ballet, que es una compañía de ballet muy importante en Estados Unidos.

“Pero decidí terminar preparatoria e ir a la universidad para hacer una carrera en investigación. En parte, ésa fue mi decisión porque mientras bailaba había mucha presión por estar delgada, por tener cierta imagen. Muchas personas con las que bailé terminaron desarrollando desórdenes en su alimentación y tuvieron que dejar de bailar por el estado en el que estaban. Por lo que quise dedicar mi carrera a ayudar a personas con desórdenes alimenticios, ya que para mí era muy triste que un desorden pudiera impactar tanto a jóvenes en uno de los mejores momentos de sus vidas”.

Cuáles son las principales diferencias entre “casi anorexia” y anorexia nerviosa? ¿Y por qué este tipo de desórdenes no son blanco o negro?

“Alrededor de 1 de cada 200 mujeres tendrá anorexia nerviosa en su vida. Para tener anorexia, se necesita cumplir con criterios específicos listados en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. Específicamente alguien tiene que estar en un peso corporal muy bajo, tener un índice de masa corporal inferior a 18.5, la persona tiene que tener un miedo intenso a subir de peso, tener ciertos comportamientos como restringirse o ejercicio en exceso para evitar la ganancia de peso, sentir que están gordos cuando realmente están delgados, o no reconocen todas las consecuencias de estar en un bajo peso puede traer a su salud.

“Dicho esto, anorexia nerviosa es sólo la punta del iceberg cuando se trata de desórdenes alimenticios, es poco frecuente. Entre anorexia nerviosa y una alimentación normal, hay toda una área gris que llamo “Casi Anorexia”, que es parte del título del libro que escribí sobre el tema.

“Sin embargo, 1 de cada 20 mujeres tiene síntomas de “Casi Anorexia” y en esa área gris vive muchísimo dolor y sufrimiento. Incluye individuos que se restringen y hacen mucho ejercicio, pueden tener atracones y luego recurrir a métodos de purgación; pero no tienen un peso lo suficientemente bajo para cumplir con los criterios de anorexia o tal ves no tienen estos comportamientos lo suficientemente frecuente para cumplir con los criterios de bulimia nerviosa. Entonces por una u otra razón dichos individuos no entran en cierta categoría que ya tenemos, pero aun así merecen ayuda y pueden recuperarse por completo”.

No te pierdas el resto de la entrevista el siguiente miércoles, espero que toda esta información les sea tan enriquecedora e interesante como me resulta a mí. Agradezco nuevamente a la Universidad de Monterrey y a la Dra. Jennifer Thomas, por la increíble oportunidad y por el tiempo que me dieron.

Be Healthy. Be You.


Volver arriba