Día Sin Auto 2018


El 23 de septiembre publique mi experiencia de viaje durante el "Día Sin Auto 2016", en "cochelandia" (Área Metropolitana de Monterrey). La columna completa se puede leer en https://bit.ly/2oUjLf9 y lo más importante se sintetiza aquí:

"Salgo de casa a las 07:45 a.m., en bicicleta y en 15 minutos recorro tres km. Espero tres minutos para abordar el bus de Ecovía (Bus Rapid Transit) y viajo ocho minutos, bajo y camino 100 metros, espero cinco minutos y abordo un minibús del sistema tradicional (ruta 326), en este caso el recorrido es de seis kilómetros y dura 15 minutos (a pesar de que utilizo Moovit, me equivoqué y debo tomar un taxi (Uber), otros tres kilómetros y ocho minutos y finalmente llego a mi primer destino. Son 54 minutos de casa a mi primer destino. El segundo viaje del día inicia a media mañana, elijo hacerlo en Uber y resulta que el conductor es un amigo muy distinguido (PhD en Biología Molecular por la Universidad de Texas), el recorrido es de 16 kilómetros y tiene un tiempo de viaje de 22 minutos. En el siguiente tramo aprovecho y hago raid (carpool con un amigo), 14 kilómetros y 21 minutos. Hora de lunch. Otra vez Uber, 12 kilómetros y 22 minutos; luego otro Uber con distancia de recorrido de 19 km. y 29 minutos. Este último tramo me lleva a la estación Terminal de Carga de Ecovía, ahí recojo la bicicleta y pedaleo tres kilómetros (15 minutos) para llegar a casa, son casi las 9:00 de la noche. En el resumen del día: nueve segmentos de viaje, dos horas con 40 minutos en traslado o espera y 89 kilómetros. Tiempo medio por segmento de viaje de 18 minutos, más o menos 9.9 kilómetros por segmento. ¿El costo? $334 pesos ($ 17 dólares), cifra que equivale a 4.5 salarios mínimos de 2016".

¿Qué hay de nuevo para la edición 2018? No mucho. Las ciudades europeas se preparan, como todos los años, para hacer una acción afirmativa y parar todos los autos por un día (2,165 ciudades que puedes ver en http://www.mobilityweek.eu/), igual hacen otras ciudades en el mundo y en nuestra querida "cochelandía" colectivos y ONG´s han lanzado un reto a las autoridades y universidades para que se sumen a este gran evento mundial.

El único cambio relevante es el decreto que se discutió y aprobó en la Cámara de Senadores el primer trimestre del año y que, finalmente, se publicó en el Diario de la Federación, haciendo el 22 de septiembre de cada año una efeméride oficial en nuestro país.

La gran pregunta es, ¿cómo lo celebrarán desde la Federación? ¿Y los estados y municipios? De los colectivos y organizaciones de la sociedad civil no tengo duda, invertirán lo que no tienen, harán el reto modal, organizarán conferencias, intervenciones urbanas, proyectarán documentales y muchas cosas más (ver en https://bit.ly/2x2NtDe). Larga vida a esos chicos aguerridos y siempre consistentes. De lo que tengo duda, como dijo el ranchero de Linares, es de las instancias oficiales, hasta hoy no se sabe –o al menos yo no lo he escuchado– cómo celebrarán y dirán a la población que dejar el coche en casa no es malo, que hay otras formas de moverse, que moverse en medios no motorizados es más saludable que en auto. De lo que si se sabe, desafortunada coincidencia, es de que se prepara un aumento en las tarifas del transporte público.

Pero bueno, no pierdo la esperanza de una gran celebración desde las instancias oficiales y agrego una sugerencia ¿Qué tal si los gobiernos locales se suman al Día Sin Auto Challenge? ¿Qué tal si pedimos que lo expresen en los presupuestos de 2019, menos dinero para los autos y más para movilidad sustentable? ¿Qué tal si el 22 de septiembre nos anuncian que sí, que el BiciPlan va en 2019? ¿Qué tal si anuncian que tendremos un sistema de bicicletas públicas en el primer cuadro de la ciudad? ¿Qué tal si nos anuncian inversiones para una red de BRT? ¿Y que tal si los municipios anuncian que ampliarán banquetas y suprimirán los estacionamientos exclusivos?

Sería genial.

Sigue leyendo...
Volver arriba