Ecovía: La promesa que no garantiza nada


En algún camión urbano que circulaba en la avenida Ruiz Cortines se leía: "Cualquier anomalía en esta unidad, repórtelo al 83... (y luego ya no de distinguían los números)".

Nuevo León es uno de los estados más importantes del país, siendo una potencia industrial, donde la cultura del esfuerzo y del trabajo son la base de las familias nuevoleonesas; es una vergüenza que no se brinde un transporte público de calidad.

El esfuerzo de la gente trabajadora de Nuevo León se reconoce, porque son ellos quienes día a día hacen fuerte a nuestro estado con su arduo trabajo en empresas, fábricas y comercios; sin embargo, muchos de ellos tienen que lidiar con el pésimo servicio de transporte público. A diario viven toda una aventura para poder llegar a su trabajo.

Los usuarios de transporte público en Nuevo León merecen un buen servicio. Mujeres, niños, estudiantes, adultos mayores, trabajadores, todos, merecen transportarse seguros. Cómo podemos tener el transporte más caro de todo México, si muchas unidades están en pésimas condiciones, y no sólo es el tema de la comodidad del pasajero, sino la seguridad del mismo, ya que algunos buses ni siquiera cuentan con pasamanos, como en la Ecovía.

La Ecovía es un proyecto que está en completo abandono desde que inició la administración de Jaime Rodríguez. Los usuarios se quejan constantemente de lo mal que se encuentran las unidades, unas en pésimo estado, otras ya destartaladas que no brindan el servicio adecuado.

Otra de las quejas frecuentes de los usuarios de la Ecovía es que el servicio es muy caro, y hay falta de camiones, por lo que tienen que esperar mucho tiempo. Incluso, a veces se tardan más en poder subirse que en llegar a su destino.

El sistema arrancó con 80 unidades, pero en estos últimos años el proyecto quedó descuidado, y en la actualidad son menos las que están en ruta, ya que muchos camiones no fueron reparados y están abandonados, por lo que la saturación del transporte se sufre diariamente. Los usuarios de la Ecovía exigen a las autoridades estatales que pongan atención y que mejoren el servicio.

Los pasajeros de la Ecovía también exigen que debe de existir un camión rosa, que pueda ser utilizado exclusivamente por mujeres, embarazadas y/o con niños pequeños. Además que las personas con discapacidad puedan utilizar las unidades de forma segura y sin riesgos.

Ante los reclamos por el descuido que ha tenido en el servicio de la Ecovía, el gobierno de Nuevo León anunció que tiene un plan, y que adquirirán por esquema de arrendamiento 80 nuevas unidades que contarán con capacidad de 100 pasajeros.

El gobierno estatal dijo que tiene hasta $100 millones de pesos para la inversión de arranque de arrendamiento de las unidades. Sin embargo, de realizarse tardaría tiempo, debido a que esto es el anuncio, falta la licitación, la aprobación de la misma y luego el plazo que se le dé al proveedor de al menos seis meses para cumplir.

Y digo de realizarse, porque a nuestro gobierno estatal ya lo conocemos, ante los reclamos de la ciudadanía llega la apatía y en algunos casos las promesas. Ahora la renovación de la Ecovía está en etapa de promesa y eso no garantiza nada... Por ejemplo, el anillo de promesa no garantiza que siga el de compromiso, mismo que tampoco garantiza la boda.

Ya veremos si Jaime Rodríguez sigue ignorando el pésimo servicio de la Ecovía o bien, termina envuelto en polémica por el arrendamiento de las nuevas unidades, porque desde ya hay sospechosismo de quién sería el posible proveedor de los camiones.

Volver arriba