El gasolinazo no es motivo de sorpresa


Cualquier persona que haya dado un seguimiento al proceso de liberación de gasolina y a las últimas noticias del mercado petrolero sabrá que la eliminación del subsidio y el aumento de la gasolina no es sorpresa ni una crisis.

Este domingo se espera un importante aumento de precios, los cuales no son motivo de sorpresa por dos motivos principales: ya se había anunciado que en 2017 el precio de la gasolina estaría liberado, y por otro lado, en estos últimos dos meses observamos un aumento en el precio del crudo a raíz de la reducción en la producción de la OPEC. Antes de que la población comience con frases como “mugre gobierno”, “Peña dijo que no habría gasolinazos”, y “no funciona la reforma energética”, hay que aclarar que los gasolinazos no son aumentos del precio de la gasolina para que el gobierno “robe” mas dinero, es sólo una reducción en los subsidios a combustibles, que como lo indicó la International Energy Agency, en 2014 estos equivalían a un gasto de casi $45 dólares per cápita. Subsidiar gasolina tiene dos efectos principales: malacostumbra a la población a pagar precios que no son reales, y fomenta el uso de combustibles fósiles y, por ende, del automóvil. Por supuesto que este beneficio estuvo fundamentado en que se debería apoyar de esta forma para que el comercio tuviera precios mas competitivos, pero esto fue a costa de que Pemex no obtuviera beneficios al vender gasolina muy barata, y por otro lado, que los consumidores no tuvieran la consciencia de los precios reales.

La liberación de gasolina permitirá que Pemex venda gasolina a precios más reales al mercado y podrá obtener recursos de ello para reinvertir en refinación, por decir un caso. He hablado en distintos artículos sobre la reforma, y cómo la población no entiende de que trata. Si el Presidente prometió que con la reforma habría precios mas bajos, esto es o falso en el corto plazo, o simplemente un invento. Así como los precios pueden subir, pueden bajar, en el caso de enero, era claro que seria a la alza por el incremento del barril de crudo. Para concluir este punto, la reforma nunca se trató de que los precios de la gasolina bajaran, ésta sólo permitió mayor inversión en la industria energética, para que a largo plazo este sector fuera competitivo, y por otro lado, fue una reforma para suavizar la carga y riesgo de Pemex. No me importa si EPN así la vendió, cualquier académico que estudió el proyecto de ley sabe que la reforma nunca trató sobre bajar la gasolina, va mucho mas allá de eso.

Algunos se preguntarán, entonces, porqué antes estaba más barata la gasolina, y el barril de petróleo por arriba de los $100 dólares. Bueno, la respuesta es sencilla, porque ahora no está subsidiada, antes sí, justamente la industria petrolera en su auge vendía barriles en $100 dólares y era capaz de subsidiar a los consumidores finales. Digamos que era un beneficio para todos, de que a la industria petrolera le fuera bien. Ahora sabemos que Pemex era incapaz de seguir manteniendo la producción, por ello se comenzaron a eliminar los subsidios, y por ello, cualquier aumento en el crudo sí se ve reflejado en alza de precios de la gasolina. A pesar del supuesto gasolinazo, no pagaremos lo que otros países sí pagan, debido a que importamos gasolina muy competitiva de Estados Unidos, me gustaría ver a un japonés reclamando por estos precios.

Por último, creo que la eliminación de subsidios y liberación de gasolina fomentará que se utilicen nuevas formas de transportación, y me gustaría ver cómo el Estado invierte en otras formas de transporte que no sea el automóvil tradicional. Hay personas que argumentan que los subsidios ayudan a la ciudadanía, bueno, de eso sólo tengo que decir que dentro del programa Prospera (antes Oportunidades) se concluyó que los subsidios eran más aprovechados por los deciles más altos en nivel económico. El Gas LP es un combustible más utilizado por los deciles bajos, y este petrolífero sí bajó de precio. En fin, no seré capaz de convencer a muchos, pero debe observarse la realidad del mercado internacional antes de enfurecer contra el secretario Meade.