El México de muchos mundos…


Mientras vivimos una época muy singular en el quehacer y la vida política del país, donde “cada cabeza es un mundo”, hoy México sigue siendo un país polarizado por las ideas, necesidades, cuestionamientos, intereses, virtudes, defectos, aciertos y fallas de toda la sociedad que, a pesar de su entorno muy particular, mira impávida e incrédula la figura de un “rey” que en la recta final de su periodo asegura en una de sus fábulas oficiales que la patria es un mejor país con una tortilla que tomó en 2012 en $8.50 y dejó $17 pesos el kilo, un dólar que pasó de $12.50 a $19.35 pesos, una gasolina que la tomó a $9.50 y la deja en $20.10 pesos por litro y un huevo que, aunque ha aumentado su valor, sigue como siempre costando eso sí, un ídem por unidad, mientras la entrante figura “fifí” del “casi rey” se sigue placeando en los aeropuertos, desempolvando del arcón de la “robolución” y sacando “del ropero de la abuelita” a sus flamantes “chavos” del gabinetazo. 

Y es que mientras el mexicano común y corriente que es honesto y en México la gran mayoría lo es, se parte la “progenitora” (porque el que no lo es, se la parte al otro), en la silenciosa guerra de la competencia productiva y leal para salir adelante de sus situaciones y compromisos particulares, otros, mayormente los que se dedican a la política, habida cuenta que con su en ocasiones oscuro comportamiento dejan claro que carecen de formación materna, pelean en esa otra guerra por el poder para “sacrificarse” y poder “servir” a la sociedad, sirviéndose de manera particular la mayoría de las veces “con la cuchara grande”. 

Tal es el caso, por ejemplo, de la señora que se ha “sacrificado” por “una madre”… o más bien dicho, por no dejar de serlo y ha desdeñado su nombramiento amloviano para, como en el beisbol, en una jugada de “sacrificio”, irse a despachar en calidad de “mucha madre”, en la Cámara de Diputados mientras que en la de Senadores, el majestuoso “paseíllo” hecho esta semana por Napito que como una gran figura del toreo, ataviado con la “muletota” de un pasaporte del tamaño cinco, ¡no, menos, 10! ha librado las codiciosas embestidas del miureño “toro de la ley”, y que con su extraña –por no decir cuestionada– presencia en el patio de cuadrillas del Senado, da cuenta de carecer cuando menos, de tantita de ella. 

En tanto, como si fuera una figura más de nuestra folclórica cultura urbana, Felipito sigue atizándole gasolina a la lumbre azul encendida en los bajos del palacio municipal para mantener con vida la cada vez más disminuida llama de la esperanza luego de que quién sabe cuántas hojas le arrancaron a su libretita de cuentas electorales, mientras que unos metros más arriba, “Adrián-caos”, que sigue sin aliviar la vialidad en la “maternidad” crucero-estacionamiento de Garza Sada y Alfonso Reyes al sur de la ciudad, (maternidad, porque ahí se generan muchas “madres”), recibe, hágame usted el refravón cabor! El premio de planeación urbana y pues, como el chiste se cuenta solo, haga lo que Roberto Garza Leal, ¡Ríase! 

Y es que en esa voraz idea de los políticos de ahora de “servir” a la de “Idem” a nuestra comunidad, la autoridad electoral le hizo una legal y auténtica “gurriona” al PRI y al azul por una supuesta “sobrerrepresentación”, dándole mayor fuerza con esta jugada a la “morena de mi copla”, mientras encontrando su verdadera identidad en una conciencia independiente, una diputada electa se bajó de su partido, partiéndole la progenitora al “barco del PES”.  

Y así, sigue la mata dando en el México de muchos mundos, pues mientras los expertos alertaron pasada apenas una semana del inicio de clases del agobiante estrés que enfrentan los pequeños en los salones de clases, los padres de familia viven su propio y estresante calvario ante el anuncio del “regreso del Joday” como líder “moral” a las filas magisterio mientras el que esto escribe vive el propio, ante lo que considera la más grande mentira de la historia jamás contada al universo por los inventores del “Fake News” al lanzar al mundo la noticia de que los pobres, abnegados, leales, comprensivos y siempre fieles maridos que tienen en el hogar a mujeres regañonas, son más sanos. ¡Ups!, ¿así o más gacho el panorama? 

Pero mientras todo esto ocurre, bajo los quemantes rayos del Sol, en la calle, hay una cantidad incalculable de hombres, mujeres y niños mexicanos de bien, que buscan sostener sobre sus piernas, por azares del destino sus desprotegidas vidas vendiendo frutas, haciendo malabares o limpiando parabrisas apelando la solidaridad de los que con mejor suerte y oportunidades, llevan en la bolsa, la moneda que ellos no tienen, en tanto que otros, se disfrazan del “clamor del barrio” para madrugar al que se deje, en tanto que la ciudad sigue contando con un majestuoso elefante blanco de 7.5 kilómetros de largo como un auténtico homenaje a la ineptitud gubernamental al tiempo que nuestras presas se vacían, mientras la sed se incrementa. 

Así las cosas en este México de muchos mundos donde ni un presidente, ni un funcionario, ni un diputado, ni un senador, ni un alcalde, ni una promesa, tienen mayor fuerza si no se cuenta con una verdadera voluntad de construir de la mano de la sociedad, una nueva y fortalecida nación en beneficio de todos los mexicanos. 

Por hoy es todo amable lector, medite lo que le platico, disfrute la vida y al máximo a su familia, esperando que el de hoy sea para usted un reparador domingo. Nos leemos en cabritomayor.com, donde podrá encontrar todas nuestras columnas políticas, además de las más importantes noticias, artículos y reportajes taurinos, amén de que en “Crack” nos tendrá el próximo viernes en “Por los senderos taurinos” y aquí mismo dentro de ocho días.


Volver arriba