El que se equivoca, pierde


Pocas cosas duelen a un aficionado tanto como ver esfumarse una buena temporada por una lesión de su jugador estrella... o un arresto. Y ambas situaciones son funestas e impredecibles. 

Emocionados por el envidiable récord de 9-2, los fanáticos de los Chiefs ahora refrenan sus expectativas de Super Bowl al perder a Kareem Hunt, corredor de poder estrella que sumaba 14 touchdowns y 824 yardas. No sumará ninguna más –no en este equipo y si la NFL hace lo correcto, en ningún otro– dado que salió a la luz un video en el que se le muestra agrediendo físicamente a una mujer, lo que obligó al equipo a cortarlo.

Los Chiefs de Kansas City enfrentan hoy a los Raiders de Oakland, el rival más débil de su división. Les quedan, además, citas con los Ravens de Baltimore, los Chargers de Los Ángeles, los Seahawks de Seattle, para cerrar con Oakland nuevamente. 

Nada imposible para un equipo que espera llegar por cuarto año consecutivo a los Playoffs, pero ahora sin Kareem Hunt. Es el turno de Spencer Ware, quien regresa de una lesión. Con la ayuda de Damien Williams y Darrel Williams, la vida seguirá sin Hunt. A ver hasta dónde pueden llegar.

NECESIDADES URGENTES

Es la Semana 13 y los Steelers de Pisburgh reciben a los Chargers de Los Ángeles hoy por la noche. Un equipo de 7-3-1 contra un equipo de 8-3. Van a pelear a muerte el triunfo que les permita seguir respirando con miras a los Playoffs, pues ya sólo quedan cuatro partidos.

Su moméntum no podría ser más diferente: las pérdidas de balón enterraron el triunfo de los Steelers la semana pasada frente a los Broncos de Denver.

Los de casa están urgidos y furiosos; los que visitan están emocionados y confiados. Decir que el partido lo gana quien cometa menos errores es un guión muy básico, pero nunca fue más cierto que esta noche. 

James Conner por tierra y Antonio Brown y Ju-Ju Schuster por aire, las armas ofensivas de los Steelers, deben responder a un necesario tino de su líder y defenderse de una defensiva encabezada por el hambriento Joey Bosa. 

Por su parte, los Chargers darán juego a Austin Ekeler y Justin Jackson, tras la lesión del corredor Melvin Gordon. Estos ajustes pueden retar a una defensiva que todavía extraña a Troy Polamalu. Salvo que será territorio de ´Toallas Terribles´, el pasto está parejo y puesto para un juegazo.



Volver arriba