´El Ratón Viajero´


Érase una vez un chiquillo surgido de las más difíciles y polvorientas complicaciones de la pobreza que acompañan al árido terreno agreste en aquellos rurales y olvidados caminos de Dios, donde las carencias junto con la nobleza, el valor y el carácter de su madre hacen a la mujer convertirse en una verdadera guerrera incansable, que con la dureza de una sombría realidad y a "gritos y sombrerazos" saca la casta de su humilde estirpe y logra sacar adelante de manera elemental, a su numerosa familia por el camino del bien y la superación.

Aquel chiquillo, protagonista de este cuento y cuarto en orden de aparición de la decena familiar de vástagos, se cría en medio de la dureza y humildad de su agricultor origen en su pueblo natal hasta emigrar a la gran ciudad para estudiar ya entrado en edad, la carrera de ingeniero agrónomo, de la cual se titula no sin antes dirigir el movimiento estudiantil que luchó para su causa ante el gobernador de aquella época, un subsidio para crear la tarifa estudiantil del transporte urbano.

El bien y la superación que le fue inculcado desde su formación con el ejemplo le hacen perseguir estos valores a través de la política por lo que, acariciando circunstancialmente con cercanía al atractivo poder del estado, se afilia desde su corta edad a las filas del hoy vomitado y tricolor partido al cual representa en sus años mozos, desde el área juvenil de una agrupación campesina.

Al paso del tiempo, entre méritos, acuerdos, intereses y traiciones, (como un todo en la política), vienen los triunfos y descalabros y en una de ésas logra hacerse como diputado local, después federal, luego pierde la alcaldía guadalupense, pero años después logra conquistar la de García, la que dirige de acuerdo a su naturaleza cerrera, por tres aciagos años en medio de peliculescas balaceras y sorprendentes atentados que lo posicionan ante la opinión pública, en el papel protagónico de contarse como una víctima más, de la nefasta inseguridad que se respira.

Sin ocultar la cruz de su parroquia y aludiendo a su campirano y vaquero origen, nuestro irreverente y cada vez más popular, "facebukero" y retador personaje, que se dice admirador del justiciero "Llanero Solitario" y vehemente lector del "Libro Vaquero", a la edad de Cristo, es decir, a los 33 años de militancia, le obsequia a su Partido, su versión del "Beso de Judas", renunciando a él, con vómito exorcista de por medio, como manifestación de su desprecio al llegar a su tope político ante los grupos de poder.

Y aunque durante sus 33 años de sinuosa militancia hubo momentos amargos y otros con sabor a triunfo, ése que sabe a poder, replanteándose su posición en la seguridad de sí mismo y ante su encabritada renuncia, decide tomar su cuaco "Tronado" y emprender él solito su viaje en búsqueda del poderoso poder de poder, (¡valga la "rebusnancia!"), haciéndose pasar como "compadre", como uno más de los mortales comunes y corrientes que habitan en el estado y que han sido víctimas de la injusticia y la inseguridad.

Ante el hartazgo social, en combinación con una innovadora estrategia de redes sociales, muchas sonseras, un montón de "memadas" y otras tantas "ocurrenterías" de su publicista,  amén de las atractivas y vendedoras promesas de justicia, transparencia y legalidad, nuestro personaje conquista sorprendentemente el triunfo electoral ante la algarabía del respetable que en él depositó ciegamente su confianza.

Sin embargo, ni siquiera transcurridas las primeras 24 horas de su aplastante triunfo, la promesa "antichapulín" cambió, quizás crecido y creyendo que con sólo su popularidad y su folclórico y colorido vocabulario campirano, las sirenas electorales le seguirían cantando, nuestro personaje mostró a las primeras de cambio su verdadero yo, ése que se le fue fraguando en su formación durante 33 años.

No pasó mucho el tiempo para que la nueva administración de nuestro personaje fuera "descobijada" en el ocultismo de unas cobijas que a la postre sirvieron para mostrar a la vista de todos, que "la cárcel para los corruptos" ofrecida en campaña era una hermosa utopía. 

Entre los tumbos, tropiezos y descuidos de este "cuento", que provocaron un alza en la inseguridad, parálisis en la obra pública en detrimento de la productividad, así como la implementación de procesos poco claros con fines electorales, es como nuestro personaje y su administración, con su mira puesta en el punto más alto de su firmamento, a pulso se ganó el título de "El Jinete sin Cabeza", mismo que tras su frustrado intento presidencial en su modalidad de "mocha-manos", volvió derrotado pero "recargado" para seguir montado en su cuaco y continuar su constante trajinar viajando para trabajar, haciendo nada.

Y es que tras los 37 viajes realizados el año pasado de nuestro paseante personaje, (que no se sabe qué beneficios han traído al estado), sólo uno está debidamente documentado en el portal de transparencia, quedando el resto junto con sus gastos, ocultos de la rendición de cuentas, en la oscuridad de la nula información y, ante el "sospechosismo" causado por la falta de claridad, líderes políticos y sociales rumoreando los asegunes, arquearon el entrecejo para demandar la información antes de que emprenda una nueva gira más, por Francia, Corea, China y Japón.

Lo cierto es que entre sus muy claros y definidos gustos por viajar y el ocultismo y la opacidad en la rendición de sus cuentas, a casi tres años de su asunción y de buscar su particular bien y superación personal, el desencanto entre la sociedad y nuestro otrora "Héroe del Libro Vaquero", cada vez se acrecienta más, a grado tal que, de no acabar con el "sospechosismo" e  informar debidamente sus gastos de viaje y cumplir a cabalidad con la Ley de Transparencia, nuestro aún "Jinete sin cabeza recargado", nos hará recordar la tonadita de "Cri Cri" el Grillito Cantor para acompañar el título de su nuevo "cuento" con el que probablemente será reconocido en el futuro: "El Ratón Viajero".

Por hoy es todo amable lector, medite lo que le platico, disfrute la vida y al máximo a su familia, esperando que el de hoy, sea para usted un reparador domingo. Nos leemos en cabritomayor.com, donde podrá encontrar todas nuestras columnas políticas, además de las más importantes noticias, artículos y reportajes taurinos, amén de que en "Crack" nos tendrá el próximo viernes en "Por los senderos taurinos" y aquí mismo dentro de ocho días.


Volver arriba